Un resumen de Casa de muñecas de Henrik Ibsen

Casa de muñecas es una pieza teatral del dramaturgo noruego Henrik Ibsen. Estrenada en 1879, causó gran conmoción dentro del público, pues hacía una abierta crítica al rol que cumplía la mujer dentro de la sociedad de entonces. En este resumen de Casa de muñecas conocerás por qué esta obra resultó tan polémica.

Resumen de Casa de muñecas

Acerca de la obra

Casa de muñecas es una pieza teatral importante que fue escrita por el dramaturgo noruego Henrik Ibsen. Se estrenó en el Teatro Real de Copenhague, el 21 de diciembre de 1879, causando muy buena impresión entre el público y la crítica. Actualmente, es considerada como una de las obras más famosas de Ibsen y es de obligada lectura en escuelas y universidades.

Cuando esta obra se publicó y fue puesta en escena, generó gran polémica, puesto que es una abierta crítica a la vida matrimonial y las normas de la sociedad del siglo XIX. Pese a que el autor siempre negó que su obra tuviese orientación feminista, es asumida por la crítica como “la primera obra teatral verdaderamente feminista”.

En esta obra clásica, el autor echa mano de varios elementos que le permiten condenar el rol tan restrictivo que de la mujer dentro de la sociedad, así como la forma en la que es cercenado el libre albedrío del ser humano, todo para mantener el status quo.

Casa de muñecas es un libro de fácil lectura, desarrollado de forma entretenida, de manera tal que el lector se ve reflejado en los personajes de la obra. Se denota la insatisfacción e inconformidad de los protagonistas, quienes se ven obligados a cumplir con las normas de una sociedad que muchas veces resulta hipócrita, un entorno en el que impera el “deber ser” en desmedro del “querer ser” desde la libertad personal.

Es importante destacar la sagacidad con la que el autor critica severamente la unión matrimonial y familiar de una pareja que decide aparentar estabilidad, e incluso afecto, todo por cumplir las exigencias de una sociedad hipócrita y falsa. Todo se  desmoronó al enfrentarse a la realidad, llena de mentiras e intrigas.

Resumen de Casa de muñecas

Resumen de Casa de muñecas

El libro cuenta la vida de Nora, una joven mujer felizmente casada con Helmer Torvaldo. Su matrimonio de ocho años ha dado muchos frutos, entre ellos tres hijos y una creciente estabilidad económica. Dentro de poco el esposo de Nora, Torvaldo Helmer, será designado como director en el banco donde labora, hecho que desatará controversias dentro de la familia y su entorno.

Nils Krogstad, hombre divorciado y padre soltero, quien ayudó a Nora para conseguir un dinero de forma fraudulenta, reaparece para exigirle a Nora el pago por sus favores. Sabe que será despedido por Torvaldo, por lo que chantajea a Nora para no perder su trabajo. Nora cede ante el chantaje y le pide a su marido que no despida a Nils, pero Helmer no accede a la petición hecha por su esposa.

Paralelamente, Cristina, una amiga de Nora, le pide ayuda para conseguir empleo, pues tras la muerte de su esposo ha quedado en ruinas. Logra el trabajo y es escogida para ocupar el cargo de Krogstad. Al enterarse de la situación de Nora, Cristina decide intervenir y habla con Nils. Le sugiere a su amiga que le diga la verdad a su esposo, pero ésta se niega.

Al final, por medio de una carta Torvaldo se entera del delito cometido por su esposa y le reprocha su actitud. Le indica que, a pesar de lo ocurrido, no se divorciarán para guardar las apariencias por su nuevo cargo. Nora cae en cuenta de que siempre ha sido usada como un  objeto por su esposo, quien la ve como un adorno más dentro de la casa.

Torvaldo cambia de opinión e intenta reconciliarse con Nora, explicándole a ésta que su unión es muy importante para la iglesia y la sociedad. Pero Nora ya no es la misma, ya no quiere ser una muñeca, quiere descubrirse a sí misma. Hace oídos sordos a las súplicas egoístas de su esposo y se marcha de la casa. A continuación un resumen de Casa de muñecas, desarrollando de forma sucinta cada uno de los actos.

Estructura de la obra

El drama Casa de muñecas está dividida en tres actos, a través de los cuales vemos cómo se van intensificando los sentimientos de los personajes. Al final, el peso de los acontecimientos los obliga a decir la verdad. A medida que se desarrolla la trama, los personajes comienzan a descubrir sus propias realidades, aceptando que es difícil vivir según las normas sociales que acaban con la propia existencia.

Primer acto

Nora y Helmer Torvaldo están felizmente casados. Con ocho años de matrimonio, tienen tres hijos y una vida familiar llena de lujos y bienes materiales. La pareja espera con ansias la llegada de la Navidad, puesto que en esa fecha el esposo será designado director del banco donde labora. Ambos sienten gran satisfacción, especialmente él.

A la vista de todos, Nora y Helmer eran la pareja ideal: él, un hombre amante de su familia, trabajador y orgulloso; ella, una mujer amante de los lujos y las comodidades, dedicada a su familia y a atender a su marido. Para la sociedad, son la pareja perfecta, él con un toque paternalista y protector y ella más bien sumisa, asumiendo su rol de niña inocente que el ha ganado la aceptación de todos.

La visita de Cristina

Después de mantenerse alejadas por largo tiempo, Nora recibe la visita de su amiga Cristina, a quien le une un afecto de años. A sabiendas de que su relación no es perfecta, Nora se muestra presuntuosa ante Cristina quien, por su parte, no ha disfrutado tanto de las mieles de la vida.

Cristina había enviudado, luego de un matrimonio por conveniencia para poder pagar el tratamiento de su enferma madre y sufragar los gastos de sus hermanos más pequeños. Tras la muerte de su esposo, la situación de Cristina cambió mucho, pero todavía lamenta los errores de su pasado.

Durante la plática, traen a colación el momento en el que Nora debió buscar un dinero para cubrir los gastos de un viaje de reposo que tenía que hacer su esposo, indicado por el doctor. Nora le cuenta a su amiga cómo logró que su padre le hiciera un préstamo antes de fallecer.

Cristina aprovecha el encuentro para solicitar la ayuda de Nora: necesitaba trabajar y le pidió que hablara con Torvaldo para que la empleara en el banco. En un arrebato de arrogancia, le echa en cara a su amiga que el dinero que había conseguido no fue un préstamo de su padre sino que lo obtuvo por otros medios, sin que su esposo lo supiera.

Por su parte, Helmer es muy frecuentado por sus amistades. Su ascenso laboral le tributó mayor aceptación dentro de su entorno social, ya que el nuevo puesto de trabajo es de gran relevancia. Nora le plantea la solicitud de su amiga Cristina y éste acepta sin mayor problema.

De repente, aparece un personaje algo oscuro, de nombre Nils Krogstad, quien llega a alterar todo. Este hombre es quien ayudó a Nora a conseguir, de forma poco ortodoxa, el dinero para el viaje de su esposo: Nils falsificó la firma del padre de Nora para cobrar un pagaré. Ella no creyó estar cometiendo delito alguno, ya que era por el bienestar de su familia.

Pero Krogstad está de vuelta y quiere cobrar el favor a toda costa. Se trata de un hombre que no ha tenido mucha suerte para calar posición dentro de la sociedad. Esta vez su trabajo dentro del banco corre riesgo, por algunas acciones fraudulentas. Trovaldo lo va a despedir y Nils le exige a Nora que hable con su marido para que esto no ocurra, de lo contrario, dará a conocer el asunto de la falsificación de la firma del padre de ésta.

Segundo acto

En este aparte se presenta una Nora preocupada por su familia. Además, expresa su agradecimiento a su nada por todos los años dedicados a su crianza y a la crianza de sus hijos. Reciben una invitación para un evento social en la residencia del cónsul. Su esposo decidió, de inmediato que Nora vestiría un disfraz y bailaría una canción.

Nora conversa con su esposo y le recuerda lo ocurrido con el dinero para su viaje. Aprovecha también para interceder por Nils ante su marido, asumiendo sus acostumbradas poses pero, para su sorpresa, Trovaldo le dice que no y le adelanta que el cargo será ocupado por su amiga Cristina.

Todo se complica

Llega el momento en el que Trovaldo le envía a Krogstad la carta de despido, lo que aumenta el nivel de angustia en Nora, quien una vez más suplica a su marido para que abandone la idea. Helmer ignora la petición de su mujer y, de manera indulgente le dice que se preocupe solo por su baile en la fiesta.

Aparece el doctor Rank, médico amigo de la familia y quien frecuenta a los esposos desde la enfermedad de Helmer. Rank confiesa su amor por Nora y quiere demostrárselo, quien una vez sobrepuesta a la sorpresa, le dice que tal podría requerir un favor más adelante. Nora piensa en utilizar al doctor para lograr algunos beneficios personales.

Regresa el despreciable Krogstad y, en una muestra de superioridad le dice a Nora que será él y no Torvaldo, quien asumirá la dirección del banco. Le explica que decidió  enviar una carta a Helmer en la cual revela detalles del fraude cometido contra el padre de Nora para obtener el dinero. La intención de Nils es chantajear a Helmer para que renuncie a su nuevo cargo y le entregue la dirección del banco, pues de lo contrario hará público el delito cometido por Nora.

Nora entra en pánico y le asegura a Nils que pronto reunirá la cifra que le adeuda y que le pagará el favor recibido. Krogstad se niega, pues está quiere aprovechar todo lo que puede la situación con Nora, como obtener un mejor empleo y mayor calidad de vida. En silencio, Nora ve a aquel hombre cuando coloca la carta en el buzón del correo.

Cristina descubre que el Nils quien le prestó el dinero a Nora, imagina que está aterrada y en crisis, y por eso trata de calmarla. Torvaldo, ajeno a lo que está pasando a su alrededor, sólo piensa en la fiesta y en lo hermosa que se verá su mujer durante la celebración. Decide revisar el correo, pero Nora le pide que la ayude a preparar su baile. Este acepta y olvida la correspondencia.

Tercer acto

Cristina vuelve a escena. Quiere ayudar a su amiga y, para lograrlo trata de convencer a Krogstad, quien fue su amante en el pasado, para que retomen la relación y compartir de nuevo su vida juntos. Nils se siente feliz, acepta la propuesta de Cristina, y ya no se siente menos. Por un instante deja de lado su intención de hablar con Torlvaldo.

En la escena, aparecen Helmer y Nora, quienes vuelven de la celebración en la residencia del Cónsul. Encuentran a Cristina en su casa, pero Torvaldo no le da mayor importancia. Cristina habla con Nora y le aconseja que le diga la verdad a su marido, pero ésta se niega. Llega el doctor Rank, pasado de copas después de la fiesta. Comparte un rato con la pareja, mostrándose algo sospechoso. Luego se despide con una sonrisa.

De vuelta a la realidad, Torvaldo decide abrir la correspondencia y, al hacerlo, encuentra una carta del doctor Rank con una cruz sobre su nombre. El esposo ignora la misiva y, a causa de las distracciones constantes por parte de Nora, se va a su despacho para revisar el resto de las cartas. La pareja se da un beso de buenas noches y ella se retira a su habitación. Pero esta felicidad dura poco: Torvaldo leyó la carta y, arrebatado por la ira, decide enfrentar a su mujer.

La reacción de Torvaldo

Torvaldo ofende a Nora a más no poder. La acusa de mentirosa y culpa al padre de ésta por la vida que tomó. Le asegura que el mundo de engaños e intrigas en el que se desenvuelve traerá como consecuencias el desprestigio de su nombre. Le restriega el hecho de que se verá obligado a responder a los bajos deseos de un ser tan repulsivo como Nils, a quien acaba de despedir.

El esposo ofuscado lanza una sentencia sobre Nora: De ahora en más, las cosas de la familia seguirán igual para cubrir las apariencias ante la gente. Ella no podrá intervenir en la crianza y educación de sus hijos, a causa de su inapropiado comportamiento. A la par, llega otra carta que produce en Torvaldo un radical cambio de actitud.

Después de lamentarse por su desgracia y acusar a su mujer de todo lo malo que le pasaba, ahora gritaba de alegría: “Estoy salvado”, proclamaba a todo pulmón. En medio de su euforia, prende fuego a todas las cartas, dejando solo la carta en la que había leído la buena nueva.

Se dirige a su mujer y le dice que la perdona y que da por olvidado todo lo sucedido. Se sorprende al ver a Nora inmóvil frente a él, con una expresión extraña en el rostro. La mujer le responde que agradece su perdón, pero que no es suficiente. Le pide preste atención a lo que tiene que decirle.

Sorprendido, Helmer escucha el planteamiento de Nora, quien le explica que lo que ocurrió fue consecuencia, en gran parte, del trato que ha recibido toda su vida. Se sentía un objeto y no un ser humano, que siente y piensa, y que está facultado para tomar sus propias decisiones, de acuerdo con sus propios principios y en consonancia con sus deseos y aspiraciones. Luego le expresa su intención de marcharse de casa.

https://www.youtube.com/watch?v=4UQUdAXDfrc

Nora decide marcharse

Torvaldo trata de hacer entrar en razón a Nora, asegurándole que comprende lo que siente. Le recuerda que, si abandona el hogar, “estaría faltando a su sagrado deber, el cual consiste en cuidar de su esposo y de sus hijos”. Ella se limita a escucharlo y le responde que todo lo ocurrido le abrió los ojos, la despertó. Decidió que, de ahora en adelante, se tendría a sí misma como prioridad.

Nora le dice que la religión y la sociedad le han ayudado muy poco para ser feliz o, por lo menos, sentirse mejor. Las razones esgrimidas por Torvaldo le importan poco y se mantiene firme en su decisión de marcharse.  Se dio cuenta de que durante toda su vida y, en especial, durante su matrimonio, era sólo un objeto utilizado para adornar a los hombres que acompañaba.

Desesperado, Torvaldo recurre al sentimentalismo para tratar de que Nora cambie de opinión. Asume su pose de víctima y le reclama que ha dejado de amarlo. Ya, con otro color en el alma, Nora le responde: “es que no eres el hombre que yo pensaba”.

Nora cayó en cuenta de que, por más de ocho años, tuvo una familia perfecta, pero de mentira, en la que sólo era un accesorio, pues su voz no era escuchada. De repente, toda su vida se vino abajo, pues comprendió que a su esposo sólo le interesaba la opinión de los demás y que su mujer se comportara como la linda muñeca que siempre debía ser.

No hay más que decir, Nora y Turvaldo esgrimen sus argumentos sin llegar a convencer el uno al otro. En la escena final, luego de su reflexión y ante la mirada impotente de su esposo, que aún estaba sorprendido por el acto liberador de aquella mujer, llega el momento definitivo: Nora da un portazo y abandona su hogar para siempre.

Análisis de la trama

Según Ibsen, “los códigos de moral que existen en la sociedad, son diferentes y conscientemente injustos casi siempre para la mujer, donde el hombre tiene más libertad de acción según lo que él considere que es correcto, según sus propios valores y contando con un arsenal de argumentos para cuando llegue a ser increpado por realizar actos poco aceptables desde el punto de vista moral y de las buenas costumbres”.

En este sentido, el autor asegura que, dentro de la sociedad, la mujer siempre ha tenido un rol limitado, adecuando su comportamiento al modelo masculino imperante y a lo que establece su entorno como el “deber ser”. Así, muchas veces se ve obligada a renunciar a su identidad, a ser ella misma, para desaparecer en un mundo de hombres.

Rol de la mujer

Para Nora es complicado tener un comportamiento distinto al de una muñeca. Su tarea se centra en cumplir las normas sociales, enmarcadas en la moral y las buenas costumbres, en fin, todo un mundo concebido por hombres, pero que jamás tomaron en cuenta su opinión.

En 1879, año en el que se presentó la obra por primera vez, Casa de muñecas generó gran conmoción. Su abierta crítica fue un duro golpe para la sociedad de entonces, cuya visión estaba orientada al sometimiento de la figura femenina, sin tomar en cuenta su potencial o voluntad. El argumento era una falsa moral, manejada a conveniencia de los hombres.

Para la época, el solo pensar que una mujer podría actuar sin el consentimiento de su marido, era razón suficiente para los más grandes confrontaciones, pero ninguna a favor de las féminas. Las mujeres estaban sometidas a la voluntad de los hombres, llámense padres, hermanos, esposos.

La trama de Casa de muñecas se centra en una familia que a los ojos de todos, era estable y hermosa. Los esposos tienen sus roles bien definidos, de acuerdo con lo que establece la sociedad. Sorpresivamente, una vuelta del destino hace que su vida de ensueño se desmorone, por una acción tomada por Nora para garantizar la tranquilidad de sus seres queridos.

La vida normal de Nora se ve alterada, el piso se abre ante sus pies y surgen pensamientos de miedo y preocupación, al principio, y luego una gran frustración al sentirse incomprendida por su marido quien, además, le reprocha todo lo sucedido.

Pese a todos los planteamientos hechos por Nora en defensa de sus acciones, Helmer la sigue viendo como un objeto, porque es incapaz de verla de otra manera. La sociedad en la que se desenvuelven ha sido muy clara: el hombre siempre dirigirá los destinos de la familia y la mujer está para servirlo y atenderlo.

Crítica social

“Existen dos códigos de moral, dos conciencias diferentes, una del hombre y otra de la mujer. Y a la mujer se la juzga según el código de los hombres. […] Una mujer no puede ser auténticamente ella en la sociedad actual, una sociedad exclusivamente masculina, con leyes exclusivamente masculinas, con jueces y fiscales que la juzgan desde el punto de vista masculino.” Así se refiere Ibsen sobre el impacto social de su obra que, más de 140 años después, sigue manteniendo vigencia.

Casa de muñecas, puesta en escena por primera vez en el año 1879, generó gran controversia en todo el mundo. La pieza, que se estrenó en varios países europeos, obligó a la crítica  ponerse a favor o en contra de Nora, la protagonista, y su decisión de no seguir siendo un objeto fútil dentro de su casa y un ser sin autonomía para su esposo.

La obra, que termina con un portazo de Nora al irse de su casa, causó tal conmoción y escándalo que el autor Henrik Ibsen tuvo que cambiar el final de la obra para su estreno en Alemania, pues en ese país lo consideraban como un ataque a la familia y su valor dentro de la sociedad. También los fundamentalistas rechazaron por considerarla profana, todo a causa de que una mujer se rebeló ante el rol que le había impuesto la sociedad.

Personajes

La obra de teatro Casa de muñecas es una abierta crítica al trato que recibían las mujeres a finales del siglo XIX, cánones aceptados por la mayoría de las personas. Es fácil identificarse con sus personajes, pues aunque han pasado más de 140 años de su estreno, el sometimiento de la mujer por parte del hombre y de la sociedad misma, sigue siendo una realidad.

Nora

Protagonista de la historia. Al principio muestra una actitud relajada y hasta despreocupada, pero al ver descubiertos sus fraudes, se enfrenta a una nueva realidad que la lleva a comprender que durante toda su vida fue tratada como un objeto. Ahora quiere hacerse cargo de sí misma.

De acuerdo con los estudios filosóficos y psicológicos realizados sobre esta pieza, el personaje de Nora presenta dos caras: la que realmente es y la que simula ser. Claramente, este personaje es considerado una muñeca, y a eso se debe el título de la obra. Nora no solamente es un personaje femenino, que era poco usual en aquella época, pero además, abandona a su marido, a sus hijos y su hogar.

Es por ello que Nora se vuelve un personaje icónico; porque va más allá de una simple trama y con sus acciones y decisiones, le hace ver a la sociedad que puede ser libre, al igual que cualquier hombre. Comprendió que para lograrlo debía ser capaz de luchar y enfrentarse a la sociedad que la constreñía. Bien lo dijo Ibsen: “Si dudas de ti mismo, estás vencido de antemano”.

A lo largo de la evolución humana, el rol de la mujer dentro de la familia, en incluso dentro de la sociedad, ha sido desvirtuado; siempre sometida a la voluntad del hombre. Durante muchos años, las mujeres pasaron de las manos de sus padres a las de sus esposos, sin tener opción para decidir. Por lo que, para la época, el personaje de Nora representó un ejemplo a seguir.

Portazo de Nora

Esta acción de Nora es trascendental dentro de la obra por todo lo que representa. Nora pudo haber abandonado a Trovaldo al día siguiente, o simplemente haberse ido sin hacer ruido. Pero no, ella decidió rebelarse, ella decidió decir lo que sentía y acabar con años de sometimiento a la voluntad de su marido.

Nora se cansó de ser tratada como un objeto, de ser llamada “manirrotita” y de soportar que un hombre la humille por haber decidido tomar las riendas y solucionar un problema para el bienestar de la familia. La supremacía del esposo se vio amenazada ante un viso de independencia mostrado por Nora, y no lo podía permitir: él era el jefe de la casa, el director del banco y ella sólo era su esposa, quien debía satisfacer todas sus necesidades y nada más.

El portazo final de Nora representa, entonces, la libertad de ser, de decidir. Para su tiempo, finales del siglo XIX, esta acción fue muy criticada, no sólo porque venía de una mujer, sino porque invitaba a las demás féminas a liberarse, a tomar las riendas de sus vidas y hacerse cargo de sí mismas. Aún hoy, muchas mujeres están dando ese portazo.

Helmer Torvaldo

Es el esposo de Nora, y es uno de los personajes principales de la historia. Puede ser descrito como un hombre trabajador y responsable, que trabaja arduamente para satisfacer las necesidades y caprichos de su familia. Fue nombrado director del banco donde trabaja, lo que significó un escalón más dentro de la sociedad donde se desenvuelve.

Mantiene un matrimonio aparentemente estable con Nora. Cumplen con todos los cánones establecidos por la sociedad para una familia perfecta: él trabaja en la calle y es preveedor, mientras ella se queda en casa, para atender a su marido y su familia. Pero esta relación se desestabiliza cuando descubre el fraude cometido por su mujer. Torvaldo la increpa sin cesar y le exige que deben guardar las apariencias ante la gente.

Cristina

Amiga de Nora. Una mujer que ha sido víctima de las circunstancias: se vio obligada a casarse con un hombre adinerado para poder sufragar el tratamiento de su madre enferma y los gastos de sus hermanos menores. Queda viuda y comienza a evaluar su vida y los errores que cometió. Se encuentra en un mal momento y decide pedirle ayuda a Nora. En medio del caos, trata de apoyar a su amiga y le aconseja que diga la verdad de lo ocurrido, pero Nora se niega.

Krosgtad

Un hombre gris. Abogado de reputación dudosa. Le ha tocado superar muchos obstáculos para alcanzar alguna posición dentro de la sociedad, por lo que siente algo de envidia por Torvaldo. Chantajea a Nora, luego de que la ayuda a falsificar una firma para obtener dinero. Por su actitud deshonesta, es despedido de su lugar de trabajo. En el pasado, fue amante de Cristina y desea retomar dicha relación.

Acerca del Autor

Henrik Ibsen fue un escritor, poeta, ensayista y dramaturgo nacido en Skien, una ciudad al sur de Noruega el 20 de marzo de 1828. Se considera como el “Padre del teatro contemporáneo”, además del fundador de las bases del teatro realista. Sus obras, centradas en la crítica social, le ganaron un lugar dentro de la literatura universal.

A los 20 años ya era un librepensador, seducido por las rebeliones populares que ocurrían en Europa durante aquellos tiempos. En su tiempo, sus obras, tanto teatrales como sus ensayos y poemas, se consideraron inmorales, en una sociedad con gran arraigo en los valores victorianos. Pese a que fue muy cuestionado en su tiempo, Ibsen es hoy en día uno de los autores contemporáneos más destacados.

Ibsen es considerado como uno de los escritores pioneros en el género de la dramaturgia, influyendo con sus obras en el ambiente artístico de su entorno social, donde sus críticas al trato hacia la mujer le valieron un lugar destacado en la literatura, especialmente en el drama realista contemporáneo.

A partir del estreno de sus primeras piezas, Ibsen fue agregando elementos a sus obras hasta estructurarlas en las formas que conocemos como teatro hoy en día. Alcanzó gran éxito con sus propuestas teatrales, que popularizaron en Europa a aquel hombre de rostro fuerte y patillas pobladas, cuya naturaleza era hacer críticas de la sociedad de su tiempo.

En todas sus obras, Henrik Ibsen reflejaba los defectos de la sociedad en la que vivía: “una sociedad burguesa donde imperaban valores muy conservadores, dentro de la moralidad victoriana”. Esta crítica llega a otro nivel, cuando decide abordar el tema del rol de la mujer dentro de la familia, en su pieza Casa de muñecas en la que, además, “llama a la autodeterminación de la mujer ante las presiones machistas del hombre”.

Además de su prolífica obra dramática, Ibsen también publicó varios libros con sus poemas, obras y  controversiales ensayos. Sin embargo, fueron sus obras de teatro las que le generan mayor rechazo por parte de la crítica de entonces, por ser consideradas, en no pocos casos, de inmorales. Como anécdota permanece la del profesor universitario que solicitó “castigar públicamente al autor con una golpiza a bastonazos.

En 1871 fue condecorado por el gobierno de Dinamarca, gracias a sus piezas Brand y La coalición de los jóvenes. A partir de entonces, y tras los sucesivos y exitosos estrenos de obras como Emperador y Galileo, Los guerreros de Helgoland y, sobre todo, Los pilares de la sociedad,  Ibsen fue reconocido como un gran dramaturgo.

El culmen de su éxito llegó en 1879, con el estreno de Casa de muñecas en el Teatro Real de Copenhague, convirtiéndose ésta en su obra más conocida hasta hoy. Casi como una profecía, en 1899, Ibsen publicó Cuando los muertos despertamos y, al año siguiente sufrió un accidente cerebrovascular que lo imposibilitó para seguir escribiendo. Otro ataque lo confinó a una silla de ruedas hasta que falleció en mayo de 1906.

Como observamos en este resumen de Casa de muñecas, de Henrik Ibsen, este es un clásico que aún mueve los cimientos de la sociedad, por su importante carga de denuncia social y, en particular, por el abordaje que hace sobre el papel de las mujeres dentro de la familia. Si quieres seguir leyendo sobre grandes obras, haz click en los siguientes enlaces:

(Visited 4.010 times, 4 visits today)

Deja un comentario