Un resumen de La Iliada, personajes y análisis

La literatura griega ha marcado la pauta desde sus inicios hasta fechas actuales. Por ello, descubre el interesante resumen de La Iliada, una epopeya griega que ha dejado un legado significativo a otros autores. En este artículo aprenderá todo, no se lo pierda!!

resumen de La Ilíada

Resumen de La Iliada

La épica de La Ilíada está situada dentro de la Ciudad de Troya, que es el foco para los aqueos quienes intentan ejecutar varias persecuciones. Helena, hija de Menelao, fue secuestrada por el gran París y por ello, todos los aqueos intentan recuperarla a costa de lo que sea necesario. A posteriori de este rapto, una disputa interminable entre aqueos y troyanos abre paso a este resumen de La Iliada.

El último año durante la guerra de Troya posee una distribución general de 24 cantos con bastante acción para contar. Dichos enfrentamientos dieron lugar en un tiempo prolongado por 10 años. El verdadero punto de inflexión en el resumen de La Iliada es la cólera de Aquiles, que siempre estuvo alejado de los conflictos hasta el momento de enfrentarse con Agamenón. Para él resultó una gran ofensa que arrebatara de su lado a su esclava predilecta: Briseida.

Un dato significativo para esta obra junto a La Odisea es la transmisión oral que tuvieron por parte de los rapsodas por varios siglos. Dicho esto, a continuación un resumen más esquematizado, extrayendo lo más trascendental en cada uno de los cantos. Muchos otros textos literarios son de gran alcance para todos, por ello también es indispensable conocer un poco más sobre el Resumen de La Vuelta al mundo en 80 días, de Julio Verne.

N°1 La peste y la cólera

Luego de transcurridos nueve años en una lucha que no mantiene tregua entre aqueos y troyanos, la peste hace acto de gala en el campamento de los primeros mencionados. Calcante, un viejo adivino, asegura que si Agamenón no entrega a Criseida a su padre Crises, la enfermedad será devastadora con el paso de los días.

Haciendo caso a las palabras del adivino, entrega a su hija, pero a cambio rapta a Briseida para no quedarse sin una esclava en su trono. Aquiles, en virtud de ver perdida a su esclava favorita, rompe en cólera. Por último, este personaje decide marcharse del campamento, bajo el respaldo de Zeus.

resumen de La Ilíada

N°2 El sueño de Agamenón

Zeus se introduce en medio de los sueños de este personaje para indicarle que no debe desistir en la toma de Troya. Al día siguiente, Agamenón ordena a toda su tropa marcharse a sus hogares. El éxodo no tiene sentido cuando revierte la orden y enumerar a sus hombres de confianza para dar inicio a una batalla campal.

N°3 Los juramentos y Helena en la muralla

En el lugar, tanto troyanos como aqueos estaban preparados para dar lo mejor de sí y asegurar la victoria. Paris enfrenta a Menelao de la misma manera, mientras que Helena observa con cautela desde la muralla. Ella es el trofeo para quien gane esa batalla. Cuando París estuvo a punto de obtener la victoria con la muerte de Paris, Afrodita, su madre, intercede entre ellos para rescatar a su hijo.

N°4 Violación de los juramentos y organización de las tropas

Todos los dioses están reunidos, mientras que Zeus busca el modo de detener el combate a realizar. Acto seguido, Atenea desciende hasta la tierra con un atuendo diferente para incitar a Pándaro para que acabe con la vida de Menelao a través de una flecha que debe lanzarle.

No hay tregua que tenga valor para Agamenón, teniendo en cuenta que el juramento fue roto, por tanto no tiene compromiso alguno de detener la batalla bajo ninguna circunstancia. Los dos ejércitos están concentrados en ganar a como diera lugar. En otro orden de ideas, el Resumen de El Retrato de Dorian Gray puede ser muy útil si de trabajos de investigación se trata.

N°5 Principalía de Diomedes

Ubicado en el quinto canto en el resumen de La Ilíada, Atenea sigue haciendo de las suyas con su disfraz, para cultivar el odio y resentimiento de Diomedes, hasta que adquiera mayor valentía para enfrentarse en la querella.

Con la misma flecha entregada por Atenea, Pándaro hiere a Diomedes. En efecto, el Príncipe estuvo a punto de morir, pero Atenea acude a su rescate para brindarle la sanación. Como consejo final, recalca la importancia de no enfrentarse con más dioses en el camino, o de lo contrario saldrá muy lastimado. Este consejo no tendrá validez si se trata de Afrodita.

N°6 Héctor y Andrómaca

Los dioses prefieren mantenerse al margen en la disputa entre aqueos y troyanos, aunque el primer bando tenía una leve ventaja sobre los otros. En otro escenario, Heleno le pide a Héctor que realice un viaje hacia Troya para conversar con las mujeres de esta localidad para hacer una hermosa ofrenda a Atenea, con el firme propósito de obtener misericordia contra toda la nación en riesgo por la batalla.

En otro punto de la batalla, el ya recuperado Diomedes se encuentra con Glauco para hacer un intercambio de herramientas esenciales para la batalla, con motivos protocolares y de respeto.

Héctor conversa con su hermano París para que tenga participación en plena disputa.  Más adelante se consigue frente a su esposa Andrómaca, quien llora sin cesar al creer que podría quedar viuda cuando finalice la batalla.

N°7 Pelea desde la muralla

La valentía de Héctor queda al descubierto cuando pretende participar en la guerra; además, reta a uno de los aqueos que está en pleno combate. Áyax Telamonio es el encargado de dar inicio a la contienda con Héctor. La pelea dura hasta el anochecer, cuando ambos deciden dar un leve descanso para retomar en las siguientes horas.

Por su parte, Néstor indica la edificación de un gran mural que ayude a preservar la vida de la comunidad aquea por causa de la guerra. Inmediatamente aprovecha el momento para convertir en cenizas todos los cuerpos que estaban regados en el lugar. Los troyanos conversan sobre la opción de entregar a Helena a su pueblo o mantenerla en cautiverio hasta que ellos decidan.

N°8 Batalla interrumpida

En el octavo canto para el resumen de La Ilíada, Zeus mantiene firme su postura con los dioses de no ayudar a ninguna de las comunidades que están en la lucha por la supremacía. Atenea refuta esta decisión, pues considera pertinente que ella aconseja a los hombres en cómo actuar durante la batalla para su beneficio.

Zeus como muestra de su gran poderío, lanza un rayo en el sector en que estaban ubicados varios aqueos. El rayo por poco impacta la humanidad de Néstor, pero cae directo de su caballo. Por su parte, Agamenón acude ante Zeus para darles un apoyo extra a los aqueos. Hera y Atenea descienden del Olimpo para favorecer a la tropa contraria, pero Isis las detiene.

N°9 Embajada a Aquiles

Agamenón conversa con sus hombres para indicarles que pronto volverán a sus hogares sanos y salvos. Diomedes no está de acuerdo, por lo que su decisión muy personal es continuar luchando por orgullo.

Néstor aconseja a Agamenón para que entregue a Briseida a su dueño con una disculpa adicional. Aunque Agamenón sigue el consejo, su ofensa no le permite aceptar su perdón. Si la aventura es su fuerte, con personajes envueltos en situaciones de máximo riesgo, el destacado Resumen de La isla misteriosa, también de Julio Verde, será de su agrado.

N°10 Gesto de Dolón

Agamenón junto con Menelao toma la decisión de espiar el comportamiento suscitado en el sector troyano. Diomedes y Odiseo son los encargados de cumplir con esta importante encomienda. Héctor, basándose en un gran intelecto actúa de la misma manera con Dolón para mantener a raya a los aqueos, descubriendo sus planes ocultos para prevenirlos. Al momento que Dolón llega, Diomedes y Odiseo interrumpen su paso para hacerle algunas preguntas de rigor.

Evidentemente el plan de los troyanos no funcionó con Dolón en su mejor plan de emisario. Diomedes y Odiseo consideran asesinar a los traidores que proporcionen información destacada al bando contrario.

N°11 Gesto de Agamenón

El resumen de La Iliada en el canto 11 relata que todas las actividades relacionadas a la contienda retoman vigor. La participación de Agamenón fue destacada, porque en el camino asesinó a varios troyanos.

Zeus interviene en esta sección para notificarle a Héctor que si hiere a Agamenón, automáticamente la victoria les sonreirá en sus rostros. Así fue, Agamenón es herido y los troyanos van a la alza en la gran pelea.

Bajo el margen de todo lo acontecido, Aquiles está reacio a participar en la guerra. Sin embargo, envía a Patroclo para obtener información prudente de cómo marcha el panorama.

N°12 Combate en la muralla

Ahora con una ventaja considerable sobre los aqueos, el ejército troyano está próximo a irrumpir la muralla de sus adversarios. Bastó lanzar una piedra por parte de Héctor para forzar la puerta que esconde a los aqueos. Los troyanos no dudaron por un minuto en hacer de las suyas. El resumen de La Ilíada situado en este punto expone que arrasaron con todos quienes estaban presentes, hasta causar grandes daños.

N°13 Batalla junto a las naves

Una vez conocidos todos los destrozos de los troyanos, aparece la figura de Poseidón para aconsejar al pueblo aqueo para recuperarse de ese golpe bajo. Héctor sigue a la cabeza en la contienda, sin piedad ni clemencia frente a sus rivales.

N°14 Engaño de Zeus

Hera actúa en este canto para dormir a Zeus hasta engañarlo. Un Agamenón ya derrotado está por tirar la toalla y retirarse, pero reconoce la ayuda de Poseidón para levantarse y seguir al mando.

Áyax aprovecha un momento de debilidad en Héctor para herirlo, hasta forzarlo a dejar la batalla por su bienestar. Gracias a esta ayuda inesperada, los aqueos recuperan un poco el camino perdido para ponerse al tú por tú con sus rivales.

N°15 Nueva ofensiva a las naves

Zeus reanimado por su sueño cuestiona a Hera por haber dormido. De igual modo, deja en claro que tal batalla la ganarán los troyanos, salvo si Aquiles accede a participar en la misma. Zeus interviene para sanar a Héctor y así irrumpir en las naves para lastimar a los aqueos y nivelar la balanza a su favor nuevamente.

N°16 Gesto de Patroclo

Héctor con una ira irracional prende fuego para quemar las naves de sus enemigos. Patroclo angustiado por esta acción pide ayuda a Aquiles para actuar a favor de los griegos. Con su acceder, Patroclo bastante protegido con una armadura llega hasta las naves para intimidar a los troyanos, hasta lograrlo. Todos piensan que se trata de Aquiles, sin darse cuenta salen corriendo temerosos.

Apolo observa todas las escenas y participa con un empujón a Patroclo que lo saca de balance. Al final, este muere bajo los brazos de Héctor.

N°17 Gesto de Menelao

Los aqueos están dispuestos a honrar la memoria de Patroclo y continúan peleando en su nombre. Mientras tanto, los troyanos quieren a toda costa apropiarse de la armadura de Aquiles, la misma que utilizó Patroclo. No obstante, Héctor aprovechando su muerte la roba. Al final de este canto, los aqueos recuperan el cadáver de Patroclo que aún permanecía en las naves enemigas.

N°18 Fabricación de armas

Antíloco comunica de la trágica noticia a Aquiles sobre la muerte de su amigo Patroclo. El valiente hombre con un motivo más para vengarse de los troyanos, jura vengarse de Héctor.

En otro extremo, los troyanos están reunidos en el campo para discernir en cómo continuar la batalla y qué hacer para protegerse de un mejor modo. Algunos votaron por cuidarse las espaldas en el gran mural de Troya, pero Héctor insiste en pelear sin miedo a nada ni nadie.

Con ayuda de Hefesto, el dios del fuego y de Tetis, Aquiles goza de una nueva armadura más sofisticada que la utilizada por su difunto amigo.

N°19 Aquiles depone su ira

Una vez con su armadura a disposición, la furia de Aquiles brota por los poros y con espíritu de revancha contra Héctor.

N°20 Combate de los dioses

Cuando todos los dioses conocen la decisión de Aquiles, Zeus da luz verde a cada uno de ellos para que apoyen el bando de su preferencia. Aquiles comienza con el pie derecho en la pelea, asesinando a varios troyanos a su paso. En su camino ataca a Eneas, pero Poseidón salva su vida.

N°21 Batalla junto al río

La suerte continúa sonriendo a Aquiles, porque asesina a todos los troyanos que están a su alrededor. Sin piedad alguna. Encamandro, dios de los ríos suplica a Aquiles que deje de asesinar a todos a su alrededor. Habiendo desafiado la voluntad de aquel dios, Encamandro lo rodea con sus aguas, pero termina rescatado.

Los mismos dioses durante el resumen de La Ilíada mantienen peleas constantes por el apoyo dividido entre ambos bandos. Priamo ordena que las puertas de la ciudad sean abiertas. Apolo contribuye para que Aquilea se aleje de los campos troyanos lo antes posible.

N°22 Muerte de Héctor

Uno de los grandes momentos de este resumen de La Ilíada ha llegado: la batalla definitiva entre Aquiles y Héctor. El primer mencionado es el primero en atacar hasta lograr herir al segundo, quien intenta huir para preservar su vida. Cuando Aquiles obtiene su revancha, ata el cuerpo de Héctor a su carro de combate para arrastrarlo por toda la ciudad.

N°23 Honores a Patroclo

Una vez consumada la muerte de los líderes troyanos, los funerales de Patroclo despiertan la atención de todos los presentes. En uno de sus sueños, Patroclo aparece para indicar a su amigo que deposite su cadáver en un cementerio para lograr descansar en paz. Posteriormente, Aquiles organiza una serie de ceremoniales y juegos para entretener a su gente luego de un arduo trabajo de supervivencia; todo ello en honor a Patroclo.

N°24 Rescate de Héctor

Priamo hace un viaje a tierras aqueas para solicitar a Aquiles que libere el cadáver de Héctor, para que su pueblo troyano hiciera los homenajes póstumos. Ambos personajes lamentan la muerte de Patroclo y Héctor, pero Aquiles no opone resistencia y entrega el cuerpo. El ganador negocia 11 días para que los troyanos despidan a Héctor, pero transcurrido ese lapso, la pelea volverá.

Análisis de la obra 

Ya conocidos todos los pormenores a través del Resumen de La Iliada por cantos, es hora de escudriñar a fondo su estructura y los principales temas a tratar, para comprender esta epopeya griega de tanto éxito en traducción y contenido.

Estructura

La Iliada es un poema basado en 24 cantos que, a su vez, presenta 15693 versos hexámetros. Está apegada a la literatura griega de principio a fin con este tipo de organización métrica.

Narración omnisciente

Quiere decir que el narrador está ubicado desde un punto periférico, al relatar acciones que nada tiene que ver con él. Se maneja en forma objetiva, porque solo cumple el rol de contar todo sin inclinarse a favor o en contra de algún personaje. Todo ocurre en tercera persona.

Griego homérico

Es una variante muy distinta que presenta La Ilíada con respecto a otras obras de carácter clásico. Hay lenguaje artificial que, en otras palabras, es de índole neutro, sin presencia de alguna época especial o un recurso literario predilecto. Para ir más allá con esta idea, el dialecto es objetivo, sin manipulación del lenguaje que denote procedencia de una región específica.

Temas

La Iliada podría verse como un texto militar, cuyo valor de los hombres se mide a través de su gallardía al momento de asumir la batalla. El destino de estos hombres ya está forjado, porque los dioses así lo han trazado. Por tanto, hallar un final feliz en este tipo de épica es imposible. Al final el honor será quien triunfe en la última batalla, pero habrán héroes caídos de por medio. La cólera de Aquiles es el preámbulo, mientras que la muerte de Héctor simboliza el fin de este interesante poema.

Tópicos universales

En este segmento estarán presentes todos los rasgos más importantes que a simple vista pueden denotarse en el resumen de La Iliada. Iniciando con la cólera de Aquiles.

Cólera de Aquiles

Desde el primer canto de la épica, la cólera es distintiva en el personaje de Aquiles, al momento de serle arrebatada su esclava Briseida por parte de Agamenón. Este motivo fue suficiente para que el guerrero no quisiera participar en la guerra entre aqueos y troyanos. El siguiente fragmento está presente en el canto I y denota inmediatamente el climax de La Ilíada: 

“Canta, oh diosa, la cólera del Pelida Aquiles; cólera funesta que causo infinitos males a los aqueos”” (…)

La guerra

Si bien es cierto que la cólera de Aquiles es el punto de quiebre para esta producción griega, también es verdad que la guerra es una constante que se mantendrá hasta los cantos finales, para dar inicio a la batalla entre Héctor y Aquiles.

Un aspecto interesante de vislumbrar estos enfrentamientos entre hombres, es la disputa sostenida por los dioses para parcializarse con un bando y el otro. En primera instancia, estos seres supremos están de manos atadas, porque Zeus no da luz verde para que ellos ayuden a los hombres en sus oficios bélicos.

Puede enseñar los efectos adversos de la guerra, como la pérdida de muchos seres queridos. El llanto de los familiares al ver morir a sus hombres y muchos sentimientos negativos que contraen mediante la lucha en el campo. En la siguiente cita muestra cómo Andrómaca, con mucho dolor, despide a Héctor:

“Andrómaca, llorosa, se detuvo a su lado (el de Héctor) y asiéndole de la mano le dijo:

Tu valor te perderá. No te apiadas del tierno infante ni de mí, infortunada, que pronto seré tu viuda”.

Significado del orgullo

Aquiles es ese personaje redondo que ejemplifica el honor de haber obtenido una importante victoria, defender a los suyos y enaltecer el título como héroe griego, que ha servido de ejemplo para otros escritores de siglos anteriores de acercarse con detalle a su imagen. A veces, conservar este título le induce a pasar por encima de otras personas o asesinarlas, con el objetivo de no perder credibilidad ante su gente, ni tampoco quedar como un cobarde quien saca excusas para no participar en los combates.

La humanidad

A simple vista, el resumen de La Ilíada desde el primer canto refleja acciones muy crueles en cuanto a los hombres se refiere y su muerte. Con el paso de la obra, la piedad aparece como un valor que enaltece el corazón de ellos, como la entrega de Patroclo y la de Héctor para sus actos fúnebres. El final es un claro ejemplo que la tregua es una medida de respeto frente al dolor del otro. Son dos héroes que en algún momento enseñaron el valor humano y respeto a su rival hasta el desenlace de la batalla definitiva.

La voluntad de los dioses

El destino de los hombres ya está trazado en esta obra, como en cualquier otra epopeya griega. Ningún sujeto puede escapar de él, a sabiendas que discierne en ello, no tendrá escapatoria en la recta final. Los dioses tienen el poder absoluto y contra eso no hay nada que pueda hacerse.

Zeus comanda el Olimpo, pero las deidades no estaban uniformes en cuando al apoyo a los bandos. Un sector de los dioses mostró simpatía por los aqueos, mientras el resto estuvo a favor de los troyanos. Hay ejemplos puntuales de este tópico, como el momento en que Atenea se disfraza para que Aquiles no asesine a Agamenón, de la misma manera que Afrodita hizo lo mismo para proteger a Eneas de Diomedes.

Muerte

Ninguno de los hombres en esta historia está exento de morir, ni siquiera los héroes. Aquiles podrá ser invencible, derrotar a centenares de troyanos, pero su cualidad de hombre no le permite escapar de la muerte si recibe un ataque poderoso por los dioses o cualquier otro individuo más fuerte que él.

El propio Glauco cuando se topa de frente con Diomedes hace una comparación muy llamativa, alegando que la vida de los hombres es similar a una hoja que el viento se lleva. Esta es la cita textual de esta apreciación:

“Cual la generación de hojas, así la de los hombres. Esparce el viento las hojas por el suelo, y la selva, reverdeciendo, produce otras al llegar la primavera: de igual suerte, una generación humana nace y otra parece”.

Personajes

Una particularidad presentada en el resumen de La Iliada es el nulo elemento psicológico en cada uno de ellos. Estos sujetos están arrastrados por la ira, el honor, gallardía y una sed de revancha que les impulsa a luchar sin descanso hasta que un bando demuestre su supremacía sobre el otro. Para definir a cada uno, es necesario categorizarlos en tres segmentos: aqueos, troyanos y dioses.

Aqueos

Los griegos anteriormente no eran conocidos bajo este nombre, porque estuvieron bajo la denominación de aqueos. Si bien todos añaden importancia al poema, Aquiles y Agamenón sobresalen por su fuerza y valentía. El honor está presente en ellos dos.

Aquiles: Es el hijo de Peleo y Tetis. Los hilos argumentales de La Iliada en la mayoría de los casos están en su centro. El mejor de los guerreros, el más ágil y valiente que no tiene miedo de enfrentarse a Héctor para cobrar la vida de su amigo Patroclo. En el poema recibe el seudónimo “pies ligeros”.

Agamenón: Hijo de Atreo de Micenas y Aéroe. Hermano de Menelao. Al igual que Aquiles, posee una fuerza indescriptible, con espíritu de liderazgo que comanda a su ejército griego. También presenta gestos de humanidad, cuando ordena marcharse a casa en algún canto de La Iliada. Su rival directo es Aquiles, por haberle arrebatado a su esclava Briseida.

Patroclo: Hijo de Meneceo y gran amigo de Aquiles. Muere porque utiliza la armadura de su amigo para ir a las naves a luchar contra Héctor. Su fallecimiento permite que Aquiles se sume a la batalla y tome revancha contra su verdugo.

Helena: La mujer más bella de la historia, principal detonante para que la guerra tuviese lugar entre los bandos. Hija de Zeus y Leda.

Áyax: Hijo de Telamón y Peribea. Destaca por su fuerza en medio de las tropas. Logra herir y asesinar a varios troyanos a su paso. Estuvo a punto de matar a Héctor en un enfrentamiento.

Diomedes: Comparte rasgos con Áyax en cuanto gallardía y estilo de mucha se refiere, pero se diferencia por su inteligencia y no caer en juegos del bando contrario para dar información. Es sagaz y muy fuerte.

Néstor: Un ex guerrero que por su edad avanzada se dedica a aconsejar a los jóvenes aqueos que están en plena lucha. Su sapiencia en determinadas ocasiones saca de apuros a sus pupilos en peligro de muerte.

Tersites: Es un personaje bastante secundario que no aporta demasiado en el resumen de La Iliada. Físicamente es poco agraciado y bastante torpe cuando corresponde actuar.

Fénix: Su función dentro de la obra es básicamente aconsejar a Aquiles mientras permanece en la guerra.

Tetis: Madre de Aquiles. Su cualidad más sobresaliente es la de proteger a su hijo. La abnegación con que sufre al pensar que Aquiles podría morir en medio de la lucha es evidente. Sin embargo, también es consciente que su hijo es fuerte y por ende brinda la mejor armadura que esté cónsona con su estilo de lucha.

Troyanos 

Están ubicados en la ciudad de Troya, bajo el mandato del Rey Priamo. Héctor es la contraparte de Aquiles en este sector, su feroz enemigo. En algunos cantos sale a flote que los troyanos estuvieron al frente de la guerra.

Héctor: Es el hijo del Rey Priamo y de la Reina Hécuba. Noble, fuerte y de gran temple que no tiene miedo a enfrentarse a los aqueos que sean necesarios para triunfar. Cuida de sus tropas y da un paso al frente si de salvaguardar los intereses de su reino se refiere. Enemigo de Aquiles, aunque termina siendo asesinado por él.

Paris: Hermano de Héctor, aunque en diferentes traducciones prefieren llamarlo Alejandro. También es responsable en gran cuota de la guerra, cuando decide raptar a Helena, la esposa de Menelao.

Priamo: No tiene una participación directa en la guerra debido a su avanzada edad. Es el padre de Héctor y Paris, esposo de Hécuba. Vela por los intereses de Troya e intenta por todos sus medios persuadir a Aquiles para que entregue el cuerpo de su hijo para los homenajes póstumos en su tierra. No le importó viajar al territorio enemigo para hablar con el destacado aqueo.

Casandra: Hija de Priamo y Hécuba. Hermana de Héctor. Aunque su rol no es destacado en el resumen de La Iliada, si está presente para explicar que Troya será destruida por los aqueos y que perderán la guerra frente a ellos. Generalmente nadie hace caso de sus palabras y la ignoran en gran medida.

Hécuba: Madre de Héctor, Casandra y Paris. Esposa de Priamo. Es la principal dama de Troya.

Astianacte o Escamandro: Hijos de Héctor y Andrómaca. El segundo mencionado posee la cualidad de alterar las aguas del rio a su favor, para aniquilar enemigos que están contiguos a él.

Glauco: Es la representación de Patroclo, pero esta vez en el bando troyano, porque lucha junto a Héctor hasta el final de su vida, acortada por la fuerza de Áyax.

Pándaro: Famoso por su estilo de manejar el arco y la flecha en favor de los troyanos. También es el elemento que quebranta una tregua anterior cuando hiere a Menelao con una de sus flechas.

Dolón: También actúa a favor de los troyanos en su función como emisario. Cuando se introduce en el campo enemigo para obtener información destacada, consigue la muerte en manos de Odiseo y Diomedes.

Antenor: El consejero de Priamo.

Polidamente: Muchas veces quiso ser el consejero de Héctor, pero a este no le parecían sus ideas. Por eso sintió más empatía por Glauco.

Euforbo: De grandes destrezas durante la guerra. Muere en manos de Menelao.

Agénor: Muy osado por enfrentar a Aquiles de buenas a primeras. Apolo salva su vida cuando el personaje principal aqueo estuvo a punto de asesinarlo.

Dioses

En el Olimpo están reunidas las principales deidades de La iliada. Sus opiniones y deseos nunca están uniformes, porque apoyan a ambos bandos. Conoce a cada uno de ellos.

Zeus: Personaje principal en este segmento. Rige el Olimpo y al resto de dioses.

Afrodita: Embajadora de la belleza y los buenos sentimientos. Inclina su balanza a favor de los troyanos.

Hefesto: Mantiene simpatía por los aqueos y apoya a Aquiles cuando estuvo a punto de morir en manos del hijo de Héctor, el dios de los ríos.

Ares: En la primera parte del resumen de La Iliada está a favor de los aqueos y luego de los troyanos. Es el dios de la guerra, por lo que su sentido bélico está a flor de piel.

Artemisa: Diosa de la caza. Está a favor de los troyanos. Más adelante se enfrenta a Hera.

Eris: diosa del caos y la destrucción. Hija de Zeus y Hera.

Atenea: Está a favor de los aqueos. Muchas veces utiliza atuendos distintos para engañar a los troyanos y ayudar a los aqueos.

Apolo: Responsable en gran medida de amplificar la peste reseñada al principio del resumen de La Iliada. Hijo de Zeus y Leto. Dios del sol y el ingenio.

Hera: Protectora de la familia y los matrimonios. Esposa de Zeus. Es la diosa principal del Olimpo.

Homero

Homero es el artífice de dos textos que nunca dejarán de ser leídos en los colegios, como tampoco ser temas de tesis y grandes trabajos de especialización:

La Iliada La Odisea. Hasta la fecha, todo lo que rodea a este autor representa un enigma para los estudiosos. Incluso, otros se atreven a afirmar que jamás existió, por los escasos datos biográficos que hay sobre él. Pudo haber vivido en el siglo VIII a.C en la Asia menor.

(Visited 846 times, 1 visits today)

Deja un comentario