Resumen del Diario de Ana Frank: El Libro, Descúbrelo

Te invitamos en esta ocasión a que conozcas más de cerca sobre el Resumen del Diario de Ana Frank, sinopsis, de qué trata y mucho más. No deje de leer esta interesante historia de la vida real, que ha perdurado por años en el corazón del mundo.

RESUMEN DEL DIARIO DE ANA FRANK

El diario de Ana Frank

Otto Frank sobrevivió y regresó a Amsterdam. Fue informado de la muerte de su esposa y la transferencia de sus hijas a Bergen-Belsen con la esperanza de que sobreviviera. En julio de 1945, la Cruz Roja confirmó la muerte de Ana y Margot, y no fue hasta que Miep Gies le dio el diario.

Después de leerlo, Otto dijo que no se había dado cuenta de cómo Ana había mantenido un diario tan preciso y bien escrito de su permanencia juntos.

Ella trató póstumamente de cumplir el deseo de Ana expresado en Diario de ser alguna vez una escritora y decidió tratar de publicarlo.

Cuando se le preguntó muchos años después acerca de su primera reacción, su padre simplemente respondió: “Nunca supe que mi pequeña Ana era tan profunda”.

El diario de Ana comienza como una expresión privada de sus pensamientos íntimos y expresa la intención de nunca dejar que otros lo lean.

Describe sinceramente su vida, su familia y colegas y su situación, mientras comienza a reconocer su ambición de escribir y publicar novelas.

RESUMEN DEL DIARIO DE ANA FRANK

En el verano de 1944, escuchó una emisión de radio de Gerrit Bolkestein, un miembro del gobierno holandés en el exilio, y sostuvo que al concluir la guerra formaría un registro público de la opresión padecida por las personas de su país durante la ocupación alemana. Mencionó la publicación de cartas y diarios, por lo que Ana decidió que contribuiría a su diario.

Comenzó a corregir su escritura, eliminar párrafos y escribir sobre otros, dada una posible publicación. En su cuaderno original, adjuntó varios cuadernos adicionales y hojas sueltas.

Organizó apodos para las personas del grupo y sus benefactores. La familia Van Pels se llamaria como Hermann, Petronella y Peter van Daan; Fritz Pfeffer pasó a llamarse Albert Dussel. Otto Frank utilizó la versión original de la revista, conocida como “versión A”, y la versión corregida, conocida como “versión B”, para producir la primera versión que se publicará.

Eliminó algunos pasajes, especialmente aquellos en los que se refería a su esposa en términos inequívocos, así como secciones donde habló sobre detalles íntimos de su floreciente sexualidad. Él restauró las identidades reales de la familia, pero mantuvo los seudónimos de los demás.

Frank ofreció el diario de la investigadora Anne Romein, quien intentó sin éxito publicarlo. Luego se lo pasó a su esposo Jan Romein, quien escribió un artículo sobre el libro titulado “Kinderstem” ( “A Girl’s Voice”) en la revista Het Parool el 3 de abril de 1946.

Escribió que el periódico “expresado lentamente en voz de niña muestra todos los odios al fascismo, mejor que toda la evidencia de los juicios de Nuremberg”.

Su artículo llamó la atención de las editoriales y el Journal fue publicado en los Países Bajos en 1947 por la editorial Contact, Amsterdam, bajo el título Het Achterhuis (The Back House).

Fue reimpreso en 1950. En abril de 1955, la primera traducción del diario apareció en español bajo el título The Back Rooms (traducción de Mª Isabel Iglesias, editorial Garbo, Barcelona).

Albert Hackett escribió una pieza basada en la revista, lanzada en Nueva York en 1955, que recibió el Premio Pulitzer de teatro. La obra fue llevada al cine en 1959 con el título Anne Frank Diary.

Fue interpretada por la actriz Millie Perkins, y Shelley Winters, que caracterizó a la Sra. Van Pels, ganó el Premio de la Academia a la Mejor Actriz, que presentó a la Casa de Ana Frank.

La película fue bien recibida y recibió otros dos Oscar. Sin embargo, no fue un éxito para una oficina, aunque atrajo tanta atención que aumentó el interés global en el libro. El periódico ha crecido en popularidad a lo largo de los años, y hoy es lectura obligatoria en la escuela secundaria en diferentes países y en varios estados de los Estados Unidos.

En febrero de 2008, el musical The Diary of Anne Frank – A Song to Life fue lanzado en Madrid. Esta es la primera vez que la Fundación Anne Frank transfiere los derechos a una compañía para interpretar un musical sobre Anne Frank y su trabajo en todo el mundo.

Para mediados 1986 se publica una edición crítica del diario. Esta edición se muestra las diferencias entre las partes originales con las  alteradas por el padre e incluye una crítica sobre su autenticidad e información histórica sobre su familia.

En 1988, Cornelis Suijk, ex director de la Fundación Anne Frank y presidente de la Fundación de los Estados Unidos para la Educación sobre el Holocausto, notifico que legó a sus manos cinco páginas eliminadas por Otto Frank del diario antes de su publicación. Suijk confirma que Otto Frank le entregó esas páginas justo antes de su muerte en 1980.

Las páginas sustraídas contienen comentarios muy críticos de Anne Frank sobre la relación matrimonial de sus padres y su madre. La decisión de Suik de reclamar derechos de autor en las cinco páginas, lo que causó controversia al financiar su fundación en los Estados Unidos.

El Instituto Holandés de Documentación de Guerra, el actual propietario del manuscrito, solicitó que le entregaran las páginas que faltaban. En 2000, el Ministerio holandés de Educación, Cultura y Ciencia aprobó donar $ 300,000 a la Fundación Suijk y las páginas fueron publicadas en 2001. Desde entonces, se han incluido en nuevos números de la revista.

En 2004, se publicó un nuevo libro en los Países Bajos, titulado Mooie zinnen-boek (Libro de frases bonitas), que contiene fragmentos de libros y poemas cortos que Anne compiló, siguiendo el consejo de su padre, durante su período en Achterhuis.

Elogio a Ana Frank y su diario

En su introducción al primer número del Diario en los Estados Unidos, Eleanor Roosevelt lo describió como “uno de los explicaciones más inteligentes y conmovedores que he leído sobre la guerra y su impacto en las personas”.

El escritor soviético Ilya Ehrenburg diría más tarde: “una voz que habla por los seis millones; el voto no por un genio o poeta, sino por una niña común”.

Con el tiempo la situación de Ana Frank como escritora y humanista se ha incrementado, se ha convertido en un símbolo del Holocausto y, en general, en un representante de la persecución. Hillary Rodham Clinton, en su discurso de bienvenida para un premio humanitario de Elie Wiesel de 1994.

Citó  lo escrito en el Diario diciendo que “nos despierta de la locura de la indiferencia y el terrible precio que representa para nuestros jóvenes”, que contó en eventos recientes. en Sarajevo, Somalia y Ruanda.

Después de recibir el premio humanitario de la Fundación Anne Frank en 1994, Nelson Mandela dirigió a una multitud en Johannesburgo y dijo que había leído el diario de Ana Frank mientras estaba en prisión y “recibió un gran impulso de su parte”.

Comparó la lucha de Ana contra el nazismo con la suya contra el apartheid y trazó una línea paralela entre las dos filosofías con el comentario porque estas creencias son obviamente falsas y porque fueron y siempre serán desafiadas por ellas como Ana Frank, están destinadas al fracaso.

Lo espuesto en la finalizacion de la biografia hecha por Melissa Müller de Anne Frank, Miep Gies trató de disipar lo que creía que era una creencia equivocada en el camino, “Anne simboliza a los seis millones de víctimas del Holocausto” y escribió: “La vida y la muerte de Ana fueron su propio destino , un destino individual que se repitió seis millones de veces.

Ana no puede ni debe representar a los muchos individuos a quienes los nazis les robaron la vida … Pero su destino nos ayuda a aceptar la enorme pérdida sufrida por el mundo a causa del Holocausto.

El Diario también recibió elogios por su mérito literario. El judío estadounidense Meyer Levin, que trabajó con Otto Frank en la dramatización de la revista poco después de su publicación, contó el estilo de escritura de Ana y lo elogió por “mantener la emoción de una novela bien construida”.

Mientras que el poeta John Berryman escribió que se trataba de una representación única, no solo en la adolescencia, sino también del “proceso misterioso y fundamental de una niña que se convierte en adulto, como realmente sucede”.

El la cinta del la película Melissa Müller dijo que escribió “en un estilo preciso, seguro y barato, fantástico en su sinceridad”. Su autor es en gran parte un estudio de personajes, y examina a cada persona en su círculo con un ojo astuto y firme.

En ocasiones es feroz y a menudo parcial, especialmente en sus representaciones de Fritz Pfeffer y su propia madre, y Müller explica que canalizó “cambios de humor normales en su adolescencia” a través de su trabajo.

Su investigación de sí misma y su entorno se mantiene durante un largo período de una manera introspectiva, analítica, muy autocrítica, y en momentos de frustración, ella cuenta que la batalla que tiene lugar entre ella es la”buena Ana” que quiere ser y lo “malo” que cree que es.

El padre de Ana recordó a su editor, explicando por qué pensó que el diario se leería tan extensamente, con el comentario “dijo que el Diario cubre tantas etapas de la vida que cada lector puede encontrar algo que lo conmueva”.

Desafíos negacionistas y acciones legales

Desde la publicación, se han realizado esfuerzos para desacreditar este escrito, y desde mediados de la década de 1970, David Irving (negación del Holocausto) ha sido constante al afirmar que el Diario no sería genuina.

Según también el negacionista Robert Faurisson, el diario no fue realmente escrito por Ana Frank, ya que contiene páginas escritas con un bolígrafo, inventadas en 1938 y patentadas en Argentina el 10 de junio de 1943.

Pero no se habrían introducido en Alemania hasta un año después, era la fecha en que Ana ya había sido transferida al campo de concentración (2 de septiembre de 1944) y su diario estaba completo.

En cualquier caso, los diversos estudios realizados en la revista han demostrado que hay dos páginas que contienen notas de bolígrafo, agregadas en 1960 por un grafólogo que estudió el texto.16

En 2006, la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), que en 1980 confirmó la presencia de las dos páginas escritas con bolígrafo, emitió un comunicado explicando que este estudio de cuatro páginas no puede utilizarse de ninguna manera para cuestionar la autenticidad del Diario.

Las insistentes exposiciones públicas de aquellos quienes niegan el Holocausto llevaron a Teresien da Silva a comentar en 1999 para la Casa de Ana Frank, que “para muchos extremistas de derecha [Anne] ella demuestra ser un obstáculo.

Su testimonio sobre la persecución de los judíos y su muerte en un campo de concentración bloquea” el camino para la rehabilitación del nacionalsocialismo “.

Desde la década de 1950, la negación del Holocausto ha sido un delito en algunos países europeos, y la ley se ha utilizado para evitar una mayor actividad neonazi. En 1959, Otto emprendió acciones legales en Lübeck contra Lothar Stielau, un profesor universitario y ex miembro de Juventudes Hitlerianas que publicó un documento estudiantil que describe la revista como una falsificación.

La Justicia a través de una decisión de un juez revisó el Diario y concluyó hasta 1960 que era válido. Stielau revocó su reclamo anterior y Otto Frank ya no aceptó su reclamo.

En 1958, un sector de participantes desafió a Simon Wiesenthal durante una exhibición del Diario de Ana Frank en Viena, alegando que Anne Frank nunca existió y le pidió que probara su existencia al encontrar al hombre que la había arrestado.

Se comenzó la búsqueda  de Karl Silberbauer y se encontró en 1963. Cuando fue entrevistado, Silberbauer reconoció sin ningún problema su papel e identificó a Anne Frank en una fotografía como una de las personas arrestadas.

Describió  los hechos ocurridos en aquel momento y dio una versión completa de los acontecimientos y recordó que había vaciado una maleta llena de papel en el suelo. Su declaración confirmó la versión de los hechos presentados previamente por testigos como Otto Frank.

En 1976, Otto Frank demandó a Heinz Roth en Frankfurt, quien publicó folletos declarando que el diario era una falsificación. El juez decidió que si continuaba con nuevas publicaciones en esa línea, sería sentenciado a una multa de 500,000 marcos alemanes y recibiría seis meses de prisión.

Los tribunales alemanes rechazaron dos casos en 1978 y 1979 sobre la base del derecho a la libertad de expresión, ya que la denuncia no había sido presentada por ninguna “parte perjudicada”. El Tribunal determinó en cada caso que si se hacía una nueva petición de una parte lesionada, como Otto Frank, los procedimientos podrían ser demandados.

El momento más severo ocurrió en el año 1980 cuando se procedió a la captura y luego realizar el juicio de 2 Neonazis, Ernst Römer y Edgar Geiss, quienes fueron juzgados y declarados culpables de crear y distribuir impresos que condenaban la falsificación del periódico, seguidos de una denuncia. por Otto Frank. Durante la apelación, un equipo de historiadores examinó los documentos según Otto Frank y determinó su autenticidad.

Con la muerte de Otto Frank en 1980, El Diario de Ana  el original, que incluía cartas y folletos sueltos, fue heredado al Instituto Holandés de Documentación de Guerra, que realizó un estudio forense del diario de 1986 por el Ministerio de Justicia holandés, para darle validez de su autenticidad.

Después de comparar la caligrafía con copias de autoría comprobada, decidieron  que el papel, el pegamento y la tinta utilizados en el fueron fáciles de obtener durante el período en que se alegaba que el Documento se escribió. Su decisión final fue que el Diario era genuino. El 23 de marzo de 1990, el tribunal de Hamburgo confirmó su autenticidad.

Resumen Del Diario De Ana Frank

Todo comienza cuando esta niña judía, recibe un diario y comienza a escribir en él, las primeras notas son escritas días después, donde nos sumerge en su familia y compañeros de clase algunos eventos escolares, menciona periódicamente los cambios en la vida judía después de la ocupación holandesa de los nazis de Alemania.

Sintiendo la falta de verdaderos amigos, Ana Kitty llama a la libreta o Diario de esta manera mientras lo convierte. La niña comienza a sentirse abrumada por la soledad, siente que la familia no puede complementar la presencia de amigos del pasado, y que su madre no la comprende y piensa que es mala.

Continúa estudiando, aprendiendo idiomas, leyendo libros y escribiendo en el Diario. La lectura mejora constantemente sus habilidades literarias y las notas de los diarios se vuelven más complejas. Ana proporciona descripciones críticas del entorno social y las personas con las que se esconde.

Da la alegría de celebrar fiestas, el miedo a los ladrones, pero también los conflictos permanentes con su madre y Dussel causados ​​por la insatisfacción de que se siente tratada como una niña.

A principios de 1944, Anne Frank descubre su propia sexualidad y comienza a acercarse a Peter van Daan en busca de amistad y describe sus pensamientos sobre el amor en su diario. Los dos a menudo se retiran al desván para discutir y conocerse mejor.

Después de un tiempo, Ana se fija de que Peter tiene una personalidad débil y decide que su relación es solo una amistad, durante el discurso del Ministro Gerrit Bolkestein, celebrado el 28 de marzo de 1944.

El cual fue transmitido por Radio Oranje sobre el valor documental del testimonio escrito del sufrimiento sufrido por los nazis durante su ocupación llevó a Ana a escribir sobre su diario y quería publicarlo más tarde.  Te dejamos en un video otro resumen y reseña del diario de Ana Frank, no te lo pierdas, te gustará.

Ana escribe cada vez más sobre la guerra, la fe en Dios, el feminismo y la destrucción de los ideales. La última nota, 1 de agosto de 1944, es introspectiva, analítica y autocrítica, y revela ambos lados de la personalidad de Ana. Tres días después, un equipo de las SS entró en el escondite y arrestó a los ocho, refugiados escondidos en el anexo.

Análisis Del Diario De Ana Frank

El diario no está escrito en la forma clásica de notas autodirigidas, sino que tiene forma de carta, donde casi todas las notas están dirigidas a una amiga imaginaria llamada Kitty, que Ana estructura como un personaje fuera de los territorios. ocupado por los alemanes.

Anne Frank creó deliberadamente una figura geográficamente distante con una mente no afectada por el terror e ignorante del Holocausto.

La correspondencia de Ana tiene como objetivo informar al personaje de la vida torturada de su escondite e intensificado por el compromiso emocional a lo largo de su historia.

La constante sensación de Ana Frank de estar sola e incomprendida le da impulso a sus dedicados escritores diarios y colorea muchas de las experiencias que cuenta. Incluso en las primeras características de su diario, donde escribe sobre sus muchos amigos y su animada vida social. conoce otro análisis del libro desde una perspectiva diferente.

Ana expresa su gratitud por que el Diario pueda actuar como una confidente con quien debería compartir sus pensamientos más íntimos.

Esto puede parecer un sentimiento extraño para una niña tan juguetona, divertida y social, pero Ana explica que nunca se siente cómoda hablando de sus sentimientos internos, ni siquiera entre amigos cercanos. A pesar de su entusiasmo por convertirse en mujer y a pesar del fantasma de guerra que la rodea, Ana descubre que ella y sus amigos solo están hablando de asuntos triviales.

Ella demuestra su gratitud por que el Diario llega hacer el papel de alguien al que puede confiar, como una persona con quien debería compartir sus pensamientos más íntimos.

Esto puede parecer un afecto exótico para una niña tan juguetona, divertida y social, pero Ana explica que nunca se siente cómoda hablando de sus sentimientos internos, ni siquiera entre amigos cercanos. A pesar de su entusiasmo por convertirse en mujer y a pesar del fantasma de guerra que la rodea, Ana descubre que ella y sus amigos solo están hablando de asuntos triviales.

 

Dado que los jóvenes tienen menos capacidad que los adultos para definir o expresar claramente sus necesidades, es más probable que se sientan solos, aislados e incomprendidos. Vivir como judío en una sociedad cada vez más antijudía, en circunstancias de hacinamiento y privación, aumenta el aislamiento que siente Ana y complica su lucha por la identidad.

Ana a veces recurre a los gatos que viven en el anexo por afecto. Al darse cuenta de que Peter van Daan también está jugando con gatos, Ana especula que también debe sufrir de falta de afecto.

La observación de Ana suaviza su visión de Peter, a quien una vez consideró incómoda y perezosa, y estos pensamientos la hacen pensar que pueden tener algo en común.

Su posterior amistad y romance en ciernes evitan sus sentimientos de soledad. Margot, quien, como los otros miembros del anexo, es testigo de la naturaleza cambiante de la relación de Ana y Peter, expresa sus celos de que Ana haya encontrado confianza.

Por supuesto, Ana no es la única en el anexo que sufre la privación de amigos. Los sentimientos de soledad y aislamiento también se manifiestan en el contorno más grande del apéndice.

Todos los residentes se sienten ansiosos, asustados y estresados ​​debido a sus circunstancias, pero nadie quiere cargar a los demás con sentimientos tan deprimentes. Como resultado, los residentes se impacientan entre sí por cuestiones triviales y nunca abordan sus miedos o preocupaciones más profundos.

Este enmascaramiento constante y la supresión de las emociones serias crean aislamiento y malentendidos entre todos los residentes en el anexo. Ana a menudo expresa su creencia de que hay “dos Anas”, la Ana viva, jovial y pública que la gente piensa que es entretenida o molesta, y la Ana privada y sentimental que solo ella realmente conoce. A medida que comprende mejor sus acciones y motivos a lo largo de su escritura, Ana se refiere constantemente a la división agravante entre su carácter interno y externo.

Ana es consciente de esta dicotomía desde temprana edad. En las primeras entradas de su diario, explica que aunque tiene muchos amigos y conocidos, siente que no tiene a alguien con quien realmente pueda abrirse. Lamenta que no relacionar su verdadero ser con sus amigos o familiares, expresa su fracaso porque no sabe cómo compartir sus sentimientos con los demás y teme que sea vulnerable a los ataques.

Frases Del Diario De Ana Frank

Aquí estaremos plasmando algunas citas notorias en el diario de Ana Frank son las siguientes: continúe leyendo y aprendiendo el análisis asociado con cada una de ellas.

“Espero poder confiar mucho en ti, porque nunca confío completamente en nadie, también espero que seas una fuente importante de consuelo y apoyo”.

Ana escribe esto en el interior de la portada de su diario poco después de recibirlo para su decimotercer cumpleaños. En ese momento, siente que no tiene verdadera confianza, lo que la hace sentir sola e incomprendida. Sin embargo, Ana tiene muchos amigos y admiradores, y es una joven juguetona, divertida y sociable.

Por lo tanto, sus sentimientos en esta parte pueden parecer extraños y un poco exagerados, pero luego explica que, aunque tiene amigos, nunca puede abrirse a ellos.

Ana descubre que ella y sus amigos solo hablan de cosas triviales, a pesar de que tiene cosas más profundas en su mente que quiere compartir. Por ejemplo, él nunca trata los temas de su agencia de desarrollo o la ocupación alemana de los Países Bajos. Tener un diario, dirigido como “Kitty”, como amigo, le permite expresar sus pensamientos sin temor a ser criticado por otros. La relación de Ana con su diario ayuda a consolarla a través de su escondite incierto, solitario y temeroso.

“Veo las ocho en el anexo como si fuéramos un parche de cielo azul rodeado de amenazantes nubes negras. . . . [Se cuelgan] frente a nosotros como una pared impenetrable, tratando de aplastarnos, pero aún no pueden hacerlo. Solo puedo gritar y suplicar: “¡Oh, anillo, anillo, ábrete y déjanos salir!”

Ana graba esta vívida imagen el 8 de noviembre de 1943, después de vivir en el anexo durante más de un año. Mientras la guerra continúa y la gente en Europa está sufriendo, Ana comienza a sentirse deprimida y pesimista sobre las posibilidades de supervivencia de su familia.

Alterna entre imaginar cómo será su futuro y temer que ella y su familia sean descubiertos en cualquier momento. A continuación puedes ver un video con otras frases significativas en el diario de Ana Frank, no te lo pierdas, te gustará.

La autora de Ana se vuelve más metafórica mientras intenta expresar su miedo, ansiedad y desesperación que plaga a los residentes del anexo. La naturaleza es quizás lo que más le falta a Ana del mundo exterior, por lo que se deduce que ella describe su sentido de claustrofobia y captura con una imagen de la naturaleza.

La imagen del cielo azul sugiere libertad. Nubes oscuras, que indican opresión y restricciones sobre los judíos, cubren el cielo y sofocan a Ana y a los demás habitantes del anexo.

El cielo azul de Ana representa la liberación. Tanto el cielo como la libertad permanecen fuera del alcance. La revista tiene un gran impacto emocional porque no vemos a Ana como una santa, sino como una niña normal con emociones humanas y defectos que es víctima de la tragedia del Holocausto. Otro video con frases del diario de Ana Frank, el libro está lleno de frases significativas que vale la pena analizar y tomar como una visión de la vida.

“A veces me pregunto si alguien entenderá alguna vez lo que quiero decir, si alguien pasará por alto mi gratitud y no se preocupará si soy judío o no y simplemente pareceré un adolescente que necesita diversión”.

En este episodio del 24 de diciembre de 1943, Ana nos recuerda que ella es simplemente una niña normal que se ha visto obligada a circunstancias extraordinarias.

Ella está feliz de sacrificar y manejar las limitaciones del apéndice sin muchas quejas porque sabe que es más feliz que sus amigos que ya han sido arrestados y enviados a campos de concentración. Esta actitud muestra la notable madurez de Ana, pero claramente se hace cargo de su espíritu.

Por supuesto en el diario ella expresa el de querer regresar a las libertades y comodidades que tenía antes de la guerra, Ana simplemente quiere experimentar una infancia normal.

Ella no quiere vivir en un mundo que le da tanta importancia a su lugar de origen, su religión o su comportamiento con los adultos. Ella quiere estar en un lugar donde no tenga que preocuparse por si vivirá o si sus amigos sufrirán.

Adaptaciones del Diario de Ana Frank

Esta obra ha sido adaptada una gran cantidad de veces, se han hecho versiones, en teatro, películas, incluso obras musicales, luego en este fragmento del artículo aprenderá algunas de sus adaptaciones más populares .

La Película Del Diario De Ana Frank

Fue primera adaptación de Anne Frank Diary se hizo en 1959, bajo la dirección de George Stevens, en un formato de blanco y negro de 170 minutos.

Tenía como característica el ser una de las primeras representaciones del Holocausto en las cintas de Hollywood y fue nombrada a ocho premios Oscar y ganó tres de ellos. Este filme de George Stevens fue nombrada para otros prestigiosos premios, incluido un Globo de Oro, pero perdió ante la película de William Wheeler, Ben-Hur.

El diario de Ana Frank fue un éxito crítico y comercial, la película condujo a la globalización de Ana. La miniserie de televisión Ana Frank: La Historia completa en el año 2001 también se inspiró en la biografía no autorizada de Ana Frank: derechos de autor debido al desacuerdo en la representación de Ana Frank. Fue bien recibido y ganó un Emmy a la mejor miniserie.

Esta filmación cubre el periodo que se extiende desde 1939 y termina en 1945 en el campo de concentración de Bergen-Belsen con una Ana hambrienta y desesperada mirando al cielo a través de un agujero en la habitación del techo.

A pesar de no usar ninguna palabra del diario de Ana Frank, la película contiene escenas inspiradas en las líneas del libro. El personaje se adaptó al cine y tuvo éxito al igual que el diario de Ana Frank.

Aparte de la la filmación anterior, encontramos que la versión hecha por la BBC, The Diary of Ana Frank (2009), fue una miniserie dirigida por Jon Jones que se inspiró en los textos completos publicados en la edición crítica de la revista y se vio una Ana más humana, sin dar la imagen de la niña mártir, mientras se le daba un toque de sexualidad.

El Diario De Ana Frank En Teatro

El primer montaje teatral del diario de Ana Frank fue realizada por el novelista hebreo estadounidense Meyer Levin. Albert Hackett y Frances Goodrich, una pareja casada de escritores exitosos, han sido contratados para escribir una puesta en escena del diario de Ana Frank y hacer ocho versiones antes de que su canción sea aceptada e incluso inventando secciones originales en el proceso.

Primeras Representaciones destacadas
Cort Theatre, Broadway, Nueva York, 5 de octubre de 1955.Estreno. En cartel, hasta el 22 de junio de 1957, con 717 funciones.
Dirección: Garson Kanin.
Intérpretes: Joseph Schildkraut (Otto Frank), Susan Strasberg (Anne Frank), Stephen Press (Peter van Daan), Gusti Huber (Edith Frank), Jack Gilford (Mr. Dussel), Dennie Moore (Mrs. Van Daan), Lou Jacobi (Mr. Van Daan).

Alemania. 1 de octubre de 1956.​Tagebuch der Anne Frank
Estreno simultáneo en Aquisgrán, Dresde, Dusseldorf, Hamburgo, Karlsruhe, Constanza y Berlín Occidental.

Nieuwe de la Mar, Ámsterdam, 27 de noviembre de 1956. Estreno en Holanda, bajo el título de Het Dagboek van Anne Frank en presencia de la Reina Juliana.
Traducción: Mies Bouhuys
Intérpretes: Martine Crefcoeur

Phoenix Theatre, Londres, 29 de noviembre de 1956. Estreno en Reino Unido​
Dirección: Frith Banbury.
Intérpretes: George Voskovec (Otto Frank), Perlita Neilson (Anne Frank), Harry Lockart (Peter van Daan), Vera Fusek (Edith Frank), John Gabriel (Mr. Dussel), Miriam Karlin (Mrs. Van Daan), Max Bacon (Mr. Van Daan), Clarissa Stolz (Margot Frank).

Teatro Eliseo, Roma, 31 de enero de 1957.Il diario di Anna Frank
Dirección: Giorgio De Lullo.
Intérpretes: Romolo Valli, Elsa Albani, Niky De Fernex, Anna Maria Guarnieri, Nino Marchesini, Diana Torrieri, Luca Ronconi, Renata Mauro, Mario Maranzana, Ferruccio De Ceresa.

Théâtre Montparnasse, París, 28 de septiembre de 1957.Le Journal d’Anne Frank
Dirección: Marguerite Jamois.
Intérpretes: Gilberte Géniat, Pascale Audret, Maurice Nasil, Michel Etcheverry, Josée Steiner, Jacques Charrier, Bernadette Lange.

Habimah Theater, Tel Aviv, 1957.
Dirección: Israel Becker.
Intérpretes: Ana Tai (Ana), Shimon Finkel (Otto).
Rogaland Teater, Stavanger, 1957.Anne Franks Dagbok
Intérpretes: Liv Ullmann (Anne).

Music Box Theatre, Broadway, Nueva York, 1997.
Dirección: James Lapine.
Intérpretes: George Hearn (Otto Frank), Natalie Portman (Anne), Linda Lavin (Mrs. Van Daan), Harris Yulin (Mr. Van Daan), Sophie Hayden (Edith Frank).

La obra en España
Teatro Español, Madrid, 2 de enero de 1957.​
Dirección: José Tamayo.
Adaptación: José Luis Alonso.
Decorados: Sigfrido Burmann
Intérpretes: Luis Prendes (Frank), Teresa Gil (Magie), Enriqueta Torres (Sra. Van Dar), Ramón Elías (Sr. Van Dar), Pepe Rubio (Pedro), Blanca de Silos (Edith), Alicia Hermida (Margot), Berta Riaza, (Ana), José Sancho Sterling (Keller), Manuel Díaz González (Dusell)

Teatro Bellas Artes, Madrid, 2001.
Adaptación: Juan José Arteche.
Dirección: José Tamayo.
Escenografía: Gil Parrondo.
Intérpretes: Carmen Martínez Galiana (Ana), Pepe Rubio (Sr. Dussel), Julia Martínez (Edith), Vicente Gisbert (Otto), José Hervás, Mara Goyanes, César Sánchez, Marisa Segovia, Marco Sauco (Pedro), Lola Manzanares.

Premios
Premio Tony (1956) a la Mejor Obra de teatro, además de cuatro nominaciones por mejor actriz (Susan Strasberg), mejor escenografía (Boris Aronson), mejor diseño de vestuario (Helene Pons) y mejor director (Garson Kanin). Premio Pulitzer (1956) para una obra de teatro a Albert Hackett y Frances Goodrich- Theatre World Award (1956). Mejor actriz a Susan Strasberg. New York Drama Critics Circle Award (1956). Mejor obra de teatro.

Biografía

Annelies Marie Frank, conocida en español como Anne Frank o Ana Frank , nace Frankfurt am Main, 12 de junio de 1929y fallece Bergen-Belsen, febrero o marzo de 1945), nota era una niña ascendencia judía, conocida mundialmente gracias al diario de Anne Frank . La edición de su diario privado, donde registró ese periodo de tiempo que pasó escondiéndose con su familia y otras cuatro personas de los nazis en Amsterdam (Países Bajos) durante la Segunda Guerra Mundial.

Ellos (el Grupo Familiar) fueron capturados para no decir apresados y llevada a varios campos de concentración alemanes; el único sobreviviente de los ocho que se escondió fue su padre Otto Frank. Ana fue transferida al campo de concentración nazi de Auschwitz el 2 de septiembre de 1944 y más tarde al campo de concentración de Bergen-Belsen.

Ella murió de fiebre tifoidea a mediados de febrero de 1945, unos dos meses antes de ser liberada. En 1947, solo dos años después de que terminó la guerra, su padre publicó el diario bajo el título The Back House (Het Achterhuis en holandés).

Nacimiento y familia; Llegó al mundo con el nombre de Annelies Marie Frank nació en Frankfurt (Hesse, Alemania), la segunda hija de Otto Heinrich Frank (1889-1980) y Edith Hollander (1900-1945), una familia de judíos alemanes.

El papá de Ana,  él había sido miembro del ejército alemán con el grado de teniente, durante la Primera Guerra Mundial. Tenía una hermana mayor, Margot (1926-1945). Junto con su familia tuvo que mudarse a Amsterdam, huyendo de los nazis.

Allí, sus padres le dieron un periódico cuando cumplió trece años. Muy poco después, su familia tuvo que esconderse en un caché, Achterhuis o “Anexo secreto “, como lo llamaba en su diario.

Ubicado en un antiguo edificio en Prinsengracht, un canal en el lado oeste de Amsterdam, y en el interior del apartamento existía una puerta que estaba oculta detrás de una estantería. Vivieron allí durante la ocupación alemana, del 9 de julio de 1942 al 4 de agosto de 1944.

Este lugar secreto había dos familias: sus padres, Otto y Edith Frank; ella y su hermana mayor Margot; Fritz Pfeffer, un dentista judío (a quien Anne nombró a Albert Dussel en su diario), y la familia van Pels (identificada como van Daan en el diario), consistía en Hermann y Auguste van Pels, y su hijo, Peter, en total 8 personas.

En ese transcurso de tiempo de aproximadamente de mas de 2 años, Ana comenzó usar ese diario, describiendo su miedo a vivir escondida durante varios años, sus sentimientos crecientes por Peter, los conflictos con sus padres y su profesión como escritora. Unos meses antes de ser descubierto, comenzó a escribir sobre su diario con la idea de publicarlo después de la guerra.

Las Dos familias lamentablemente atrapadas y fueron arrestados por Grüne Polizei el 4 de agosto de 1944 y un mes después, el 2 de septiembre, toda la familia fue trasladada en tren desde Westerbork (campo de concentración en el noreste de Holanda) al campo de concentración de Auschwitz, un viaje que tomó tres días.

Mientras tanto, Miep Gies y Bep Voskuijl encontraron y conservaron a dos de las personas que los protegieron mientras ocultaban el diario de Ana y otros documentos.

Desde su captura, se creía que la familia fue traicionada por un compañero de la Gestapo; Sin embargo, hay investigaciones que confirman que el descubrimiento de los ocupantes se realizó por casualidad, ya que los agentes de las SS investigaron los delitos contra el empleo ilegal en el edificio y que la persecución de los judíos no era su objetivo.

El resultado de esta historia es que, Anne, Margot y Edith Frank, la familia van Pels y Fritz Pfeffer no sobrevivieron a los campos de concentración nazis (aunque Peter van Pels murió durante las marchas entre los campos de concentración). Margot y Ana pasaron un mes en Auschwitz II-Birkenau y luego fueron enviados a Bergen-Belsen, donde murieron de tifus en marzo de 1945, poco antes de la liberación.

Solamente el padre de Ana logró sobrevivir al Holocausto, Miep le dio el diario, que editaría para publicarlo bajo el título Diario de Ana Frank, que ya ha sido impreso en 70 idiomas.

El monumento en honor de Anne y Margot Frank se encuentra en el sitio donde la fosa común correspondía a los barracones donde murieron en el campo de concentración de Bergen-Belsen.

Período reseñado en el diario

Antes de esconderse, en su decimotercer cumpleaños, el 12 de junio de 1942, Ana recibió un pequeño cuaderno que le señaló a su padre en un escaparate unos días antes. Aunque es un libro de autógrafos, cubierto con tela a cuadros rojo y negro, con un pequeño candado en el frente, Ana ya había decidido que lo usaría como un diario.

Comenzó a escribir sobre eso casi de inmediato, describiéndose a sí misma y a su familia, así como su vida diaria en el hogar y en la escuela. Extrañando a un “amigo del alma”, según Ana, escribió en su diario como si se dirigiera a un amigo.

Llamó a Kitty su diario y usó “Dear Kitty” como una fórmula introductoria en referencia directa a Kathe Zgyedie, una compañera que se llamaba cariñosamente Kitty.

Ella escribió cartas sobre las notas que recibió en clase, sus amigos, los niños que le gustaban y los lugares que prefería visitar en su vecindario. Aunque estos primeros escritos en su diario muestran que su vida era, en muchos sentidos, la vida típica de una colegiala, también describe los cambios que han tenido lugar desde la ocupación alemana.

Algunas referencias parecen relajadas y sin mucho énfasis. en algunas partes, sin embargo, describe con más detalle la represión que aumenta cada día. Escribió sobre las estrellas que todos los judíos debían usar en público, y también enumeró algunas de las restricciones y persecuciones que se introdujeron en la vida cotidiana del pueblo judío de Amsterdam.

El 5 de julio de 1942, Margot Frank recibió un mensaje que le ordenaba que se presentara a la deportación a un campo de trabajos forzados. Ana fue informada de un plan que Otto había elaborado con sus empleados más confiables, y que Edith y Margot ya conocían hace unos días.

La familia se escondió en habitaciones camufladas en las instalaciones de la compañía en Prinsengracht, una calle en las afueras de uno de los canales de Amsterdam.

Vida en la achterhuis o «anexo»

Para el 9 de julio de 1942, fue la fecha en que todo el grupo familiar se traslado al recoveco preparado y su antiguo departamento quedó vació para que pareciera que había sido abandonado de repente. Otto Frank dejó una nota de la que se podía deducir que habían logrado escapar a Suiza.

Como los judíos no podían usar el transporte público, tuvieron que caminar varias millas desde su casa hasta el refugio, cada uno vistiendo la mayor cantidad de ropa posible, ya que no tenían que arriesgarse a ser vistos con equipaje.

Estas palabras : Achterhuis en casa holandesa significa “hogar” y huis, “detrás ” era un espacio de tres pisos en la parte posterior del edificio con acceso a un patio detrás de la oficina de Opekta.

En el primer nivel había dos habitaciones pequeñas, con un baño adjunto que era una habitación grande, con un adjunto más pequeño. Desde la habitación más pequeña subiste al ático. La puerta del Achterhuis estaba escondida detrás de una estantería para que no se pudiera ver.

Con el tiempo, Ana se referiría a este espacio como el anexo secreto. El edificio principal, que está a una cuadra de Westerkerk, era un edificio insignificante, típico del barrio occidental de Ámsterdam.

Los siguientes personajes: Victor Kugler (en ediciones antiguas llamadas Kraler), Johannes Kleiman (Koophuis), Miep Gies y Elisabeth ” Bep ” Voskuijl fueron los individuos que estaban enterado sobre el escondrijo  y, junto con Jan, el esposo de Gies y Johannes Hendrik Voskuijl, el padre de Bep Voskuijl, fue quien ayudó a Frank a sobrevivir durante su encarcelamiento.

Eran el único contacto entre el exterior y los habitantes de la casa y los mantenían informados sobre las noticias de la guerra y los acontecimientos políticos. También proporcionaron todo lo necesario para la seguridad y supervivencia familiar; el suministro de alimentos se hizo cada vez más difícil con el paso del tiempo.

Ana escribió sobre la devoción y los esfuerzos para levantar el ánimo durante los momentos más peligrosos. Todos sabían que actualmente era un delito penal matar judíos.

A finales de julio se les unieron la familia Van Pels (Van Daan): Hermann, Auguste y Peter, de 16 años, y más tarde, en noviembre, Fritz Pfeffer (Albert Dussel), amigo de la familia y dentista. Ana reflejo en su diario, lo bueno que era tener otras personas con quien compartir, pero rápidamente surgieron tensiones en este grupo de personas que tuvieron que permanecer confinadas en este escondite.

Después de compartir su habitación con Pfeffer, Ana dejó de mirarlo ya que era desagradable y se peleó con Auguste van Pels, a quien me hacía pensar que estaba fuera de si. Su relación con su madre también se volvió difícil, y Ana escribió que sentía que tenía un poco en común con ella porque su madre estaba demasiado retraída.

A veces se peleaba con Margot y escribía sobre un vínculo inesperado que se había desarrollado entre ellos, a pesar de que el que más conocía era su padre. Más tarde, también comenzó a apreciar la amabilidad de Peter van Pels e incluso tuvo sentimientos románticos.

Ana pasó la mayor parte de su tiempo leyendo y estudiando, mientras seguía escribiendo en su diario. Además de contar sobre los eventos que sucedieron, Ana escribió sobre sus sentimientos, creencias y aspiraciones, temas que no discutió con otros.

Sintiéndose más segura en su escritura, a medida que crecía y maduraba, trataba temas más abstractos, como su creencia en Dios o cómo definía la naturaleza humana. Escribió regularmente hasta su entrada final, el 1 de agosto de 1944.

Arresto y muerte

En la mañana del 4 de agosto de 1944, Grüne Polizei (o Gestapo) asaltó a los Achterhuis. Originalmente se pensó que un informante de la Gestapo había anunciado el escondite, pero investigaciones recientes mencionaron que el descubrimiento pudo haber sido una coincidencia.

Dirigido por el sargento. Del Cuerpo de Protección (SS) Karl Silberbauer, División IVB4 del Servicio de Seguridad (SD), el grupo tenía al menos tres agentes para la policía de seguridad. Los inquilinos fueron colocados en camiones y trasladados para ser interrogados.

Victor Kugler y Johannes Kleiman fueron arrestados, pero a Miep Gies y Bep Voskuijl se les permitió ir. Más tarde, regresaron a Achterhuis, donde encontraron las notas de Ana esparcidas por el suelo. Los recogieron, así como varios álbumes de fotos familiares, y Gies planeó devolverlos a Ana cuando terminara la guerra.

Los prisioneros fueron llevados de la casa a un campo en Westerbork, aparentemente un campo de tránsito que hasta entonces había pasado más de 100,000 judíos.

Una vez allí, los ocho que se escondían como “delincuentes” fueron clasificados porque no siguieron la orden de trabajar voluntariamente para trabajos forzados y se escondieron.

Fueron llevados al Cuartel S, un área del campo que estaba separada del resto por un gran techo de púas. No se les permitió usar su propia ropa y se les dio un uniforme azul con parches rojos y zapatos con zuecos. Aunque los hombres y las mujeres estaban en barracones separados, se los podía ver en la tarde y en la noche.

El 2 de septiembre, el grupo fue deportado, en lo que sería su último traslado, desde Westerbork al campo de concentración de Auschwitz. Después de tres días de viaje, llegaron a su destino, y hombres y mujeres fueron separados por su sexo para nunca volver a encontrarse.

De los 1,019 recién llegados, 549, incluidos infantes menores de 15 años, fueron escogidos y pasados de una vez a las cámaras de gas, donde fueron asesinados. Ana había cumplido 15 años tres meses antes y estaba a salvo, y aunque todo el Achterhuis sobrevivió a la selección, Ana creía que su padre había sido asesinado.

Junto con las otras mujeres que no fueron seleccionadas para la muerte inmediata, Ana como a todas las demás fue obligada a permanecer desnuda para fumigarla, le raparon la cabeza y le tatuado un número de identificación en el brazo.

Durante el día, las mujeres trabajaban en trabajos forzados y por la noche se apiñaban en barracas heladas. Las enfermedades se propagaron rápidamente, y en poco tiempo Ana terminó con la piel con costras.

La selección para trasladar a las mujeres a Bergen-Belsen comenzó el 28 de octubre. Más de 8,000 mujeres, incluidas Anne Frank, Margot Frank y Auguste van Pels, fueron transferidas, pero Edith Frank se quedó atrás. Se levantaron carpas para acomodar a los prisioneros, incluidos Ana y Margot.

Debido el incremento de la cantidad de personas, la mortalidad por enfermedad aumentó rápidamente. Ana pudo encontrarse por un corto período con dos amigos, Hanneli Goslar (llamado “Mentiras” en el diario) y Nanette Blitz, que sobrevivió a la guerra.

Nos contaron que Ana, desnuda, a excepción de una manta, explicó que ella, infectada con piojos, se había quitado la ropa. La describieron como calva, flaca y temblorosa, pero a pesar de su enfermedad, les dijo que estaba más preocupada por Margot, cuya condición parecía más grave.

Goslar y Blitz no podían ver a Margot, que seguía demasiado débil en su litera. Ana también les dijo que estaban solos y que sus padres habían muerto. En febrero de 1945, una epidemia de tifus se extendió por todo el campo; Se estima que 17,000 prisioneros fueron asesinados.

Los testigos dijeron más tarde que Margot, debilitada como estaba, se cayó de su litera y murió como resultado del golpe, y que Ana murió unos días más tarde, alrededor de mediados de febrero. Aproximadamente dos meses después, el campo sería liberado por las tropas británicas el 15 de abril de 1945

Después de la guerra, de los aproximadamente 110,000 judíos deportados de los Países Bajos durante la ocupación nazi, solo 5,000 sobrevivieron. De los ocho inquilinos en Achterhuis, solo el padre de Ana salió con vida. Herman van Pels fue gaseado poco después de la llegada del grupo a Auschwitz-Birkenau el 6 de septiembre de 1944.

Su esposa Auguste murió entre el 9 de abril y el 8 de mayo de 1945 en Alemania o Checoslovaquia. Su hijo Peter falleció el 5 de mayo de 1945 en el campo de concentración de Mauthausen, Austria, después de ser trasladado a pie desde Auschwitz. El Dr. Friedrich Pfeffer (o Herr Dussel) murió el 20 de diciembre de 1944 en el campo de concentración de Neuengamme. La madre de Ana, Edith Hollander, murió el 6 de enero de 1945 en Birkenau.

Johannes Kleiman y Víctor Kugler, el socio comercial de Otto Frank que ayudó al primero durante el encubrimiento, fueron arrestados por ayudar a la familia Frank. Ambos fueron condenados por realizar un Arbeitseinsatz (servicio de trabajo) en Alemania y sobrevivieron a la guerra.

Legado

Para el 3 de mayo de 1957, la unión de ciudadanos entre los cuales se encontraba  Otto Frank, se conforma lo que se llamaría la Fundación Anne Frank la cual buscaba el salvar el edificio Achterhuis en Prinsengracht de la demolición y ponerlo a disposición del público.

Otto Frank insistió en que el propósito de la fundación era tener como norte el promover el contacto y la comunicación entre jóvenes de diferentes culturas, religiones y razas y oponerse a la intolerancia y la discriminación racial.

La Casa de Ana Frank es abierta al público el 3 de mayo de 1960. Consiste en la tienda Opekta, la oficina y Achterhuis, fue ambientada sin muebles, para que los visitantes puedan desplazarse sin restricciones por todas las habitaciones. En el interior se podrán observar algunas reliquias personales de sus antiguos inquilinos, como fotografías de estrellas de cine pegadas en la pared por Ana.

Algunos de los fondos de las paredes que Otto Frank resaltó la altura de sus hijas a medida que crecían, y un mapa en la pared sobre el que registró el progreso de las fuerzas aliadas; Todo esto ahora está protegido por láminas de plexiglás.

En ese espacio se puede observar lo que fue la pequeña habitación que una vez fue la casa de Peter van Pel, un corredor conecta el edificio con sus edificios adyacentes, también adquiridos por la fundación.

Estos otros edificios conservan el Diario, así como exposiciones no permanentes que describen varios aspectos del Holocausto y exhibiciones más contemporáneas de intolerancia racial en diferentes partes del mundo.

Se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas de los Países Bajos, y más de medio millón de personas lo visitan cada año.

En 1963, Otto Frank y su otra esposa, Fritzi (Elfriede Markowitz-Geiringer) fundaron el Fondo de Ana Frank como una organización benéfica con sede en Basilea, Suiza. Los fondos recaudan dinero para donar a causas que lo necesitan.

Después de su muerte, Otto otorgó los derechos del Diario a esta institución, con la cláusula de que los primeros 80,000 francos suizos producidos como ganancias cada año se distribuían entre sus herederos, y que todos los ingresos superiores a esa cantidad se destinaron a los fondos para su uso en proyectos como sus administradores se consideran vale la pena.

Suministra fondos anualmente para el tratamiento médico de los justos entre las naciones. Ha tratado la formación a los jóvenes contra el racismo y ha prestado algunos de los manuscritos de Anne Frank al Museo Memorial del Holocausto de los Estados Unidos en Washington, D.C. para una exposición en 2003.

El informe anual para el mismo año dio una cierta explicación de su contribución a la concesión de subvenciones a nivel mundial, con su apoyo a proyectos en Alemania, Israel, India, Suiza, el Reino Unido y los Estados Unidos.

La Casa de Ana Frank esta conformada actualmente por cinco organizaciones asociadas:  en el Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Austria y Argentina que, además de servir como facilitadores para las actividades educativas de la Casa de Ana Frank (como la exposición itinerante «Ana Frank una historia reciente») realiza sus propias actividades educativas.

Opinión sobre el Diario

A nuestro criterio que esta obra es una grieta en la inmensa pared de lo escrito de la Segunda Guerra Mundial, donde tenemos el privilegio de distinguir la parte más sensible, diaria y humana de las víctimas más directas del genocidio nazi. Una ventana desde la cual podemos ver la vida cotidiana de un par de familias de judíos ocultos del régimen nazi que viven totalmente aislados y solos.

Si bien es muy cierto que la escritora apenas toca el tema del conflicto, tanto política como estratégicamente, me parece un libro ideal para ponernos en contexto y hacernos viajar directamente a la vida que esta clase de personas llevó durante estos tiempos fatídicos.

Al comienzo del diario, es cierto que escribe sobre temas muy infantiles y mucho de acuerdo con la edad del autor durante estos años, pero temporalmente profundiza cada vez más en ciertos aspectos de su vida cotidiana e incluso sobre la guerra y la humanidad que realmente valen la pena para leer.

Para concluir, expresa la profunda tristeza que uno siente cuando conoce el destino de todos los protagonistas y una vez más explota aquí para capturar mi protesta y desacuerdo contra todo tipo de guerra y crimen contra cualquier etnia o religión. A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:

(Visited 512 times, 1 visits today)

Deja un comentario