Resumen del Relato de un Náufrago y características

Esta grandiosa historia de Gabriel García Márquez vale la pena recordar con ayuda de este post. Luis Alejando Velasco Sánchez es el protagonista de esta obra, quien vio detenida su vida por 10 días en medio de la nada. Descubre todo lo relacionado con el resumen del Relato de un Náufrago a continuación.

resumen del relato de un náufrago

Resumen del Relato de un Náufrago

El colombiano Gabriel García Márquez fue capaz de escribir una novela basada en hechos reales, teniendo como 1955 el marco histórico de un hombre que estuvo a la deriva por casi 2 semanas en altamar. El destructor Caldas, adscrito en la Marina Colombiana, regresa de Alabama, pero en medio de una gran tormenta todo salió de control, provocando la muerte de la tribulación que le acompañaba. Esta novela recibió el Premio Nobel de Literatura en 1982.

Las entidades colombianas hicieron todo lo posible por localizar a toda la tripulación perteneciente a ese barco. No obstante, a los pocos días dieron oficialmente por muertos a la mayoría de ellos, mientras que otros apenas estuvieron desaparecidos por varios días. Lo más curioso de estos acontecimientos es la presencia de un muchacho de unos 20 años que llega en directo a las oficinas de redacción en El Espectador.

Este es el mismo periódico en el cual Márquez vio concentradas todas sus fuerzas por plasmar con papel y pluma todos sus pensamientos. En medio de una conversación con Márquez, declara al joven que estuvo 10 días sin comer ni beber agua en medio de la nada y con el riesgo de morir a flor de piel. Otra obra de interés del mismo autor es el Resumen Del amor y otros demonios.

Esta persona responde por nombre Luis Alejandro Velasco, el marino que logró sobrevivir a este funesto accidente. Las entrevistas entre Márquez y él continuaron días después, para relatar todo lo sucedido, hasta que el escritor plasma la columna “Relato de un Náufrago”. No cabe duda que todos los días en que permaneció solitario y con bastantes carencias, fueron los peores de toda su vida.

Consecuencias políticas 

El resumen del Relato de un Náufrago que escribió Gabriel García Márquez fue a modo de denuncia contra el yugo establecido por Gustavo Rojas Pinilla, el presidente dictador que gobernó a Colombia para ese entonces. Este personaje político ocasionó un golpe de estado y a través del mismo se alzó como el Presidente de esa nación.

resumen del relato de un náufrago

Este Marino de Guerra que estaba transportando diversos objetos en altamar, entre ellos electrodomésticos, causó una serie de malestares para los simpatizantes de Pinilla, porque esa actividad estuvo completamente prohibida en el país. Surge una nueva inquietud sobre el modo en que maquillaron todo el accidente en el mar. El hecho de indicar que el accidente se produjo por la tormenta y no por la enorme cantidad de peso del barco originó que las personas salieran a las calles a manifestar contra este texto tergiversado.

El asunto trascendió de tal modo que su resumen del Relato de un Náufrago fue motivo suficiente para ser expulsado de Colombia y exiliado en Europa, en París para hablar con precisión.

Resumen por capítulos 

Este es el apartado base que abre el hilo al resumen del Relato de un Náufrago que no se puede perder. Finalmente, partiendo de los análisis esquematizados, sería ideal echar un vistazo al Resumen de El Retrato de Dorian Gray.

N°1 Cómo eran mis compañeros muertos en el mar

Luis Alejandro Velasco, un marino de grandes cualidades, proveniente de Alabama ve cómo su vida da un giro inesperado al quedar atrapado en el mar por varios días. Estuvo bajo las órdenes del destructor A.R.C. Caldas, una embarcación de la Marina de Guerra colombiana.

Alrededor de ocho meses tuvo que esperar hasta que la embarcación estuviese en condiciones óptimas para arrancar a su destino. Todas las noches, muy religiosamente, todos sus compañeros junto a él asistían con sus novias al bar Joe Paloka. La noche anterior de regresar a su tierra, Luis Alejandro tuvo un extraño presentimiento, inmediatamente pensó en volver a ver a su familia.

“El Motín de Caine” es una de las últimas películas que el marino vio con entusiasmo, pero a su mente vino un vendaval de nerviosismo al pensar que todos los sucesos del film se hicieran realidad en ese viaje. La película cuenta la historia de unos marineros sometidos a los caprichos de un capitán despiadado. Esa misma noche no pudo dormir, haciendo la promesa de alejarse de la vida marítima apenas pisara el suelo colombiano.

Los invitados a la muerte

El día 1 en el resumen del Relato de un Náufrago no hay una narración sobresaliente, por lo cual supone normalidad en el viaje.

N°2 Mis últimos minutos a bordo del «barco lobo»

Mientras cruzaron por el Golfo de México la noche del 26 de febrero, la fuerza del mar hizo que el barco se tambaleara constantemente. Muchos marinos experimentaron mareos producto de los movimientos del transporte.

Empieza el baile

El modo más efectivo para estabilizar el barco fue con el peso corporal de los mismos marinos, haciendo que se equilibrara un poco. La mañana siguiente despiertan con gran inquietud cuando las olas golpean el puente hasta destruirlo, llegando bastante agua hasta la cubierta.

Un minuto de silencio

El “zafarrancho de aligeramiento” es la orden que estaban esperando los marineros para soltar parte de la carga que había en el barco. Las olas del Caribe cada vez se hacían inclementes al momento de penetrar este vehículo, por lo que incurrieron a los salvavidas para protegerse ante cualquier eventualidad adversa.

A pesar que los marineros estaban esperando la orden de aligerar la carga, nunca llegó. De repente una gran ola hizo acto de presencia que sorprendió a muchos marineros, entre ellos a Luis Alejandro Velasco, que fue expulsado con gran fuerza de la embarcación.

N°3 Viendo ahogarse a cuatro de mis compañeros

El grito ensordecedor de sus compañeros expulsados junto a él hicieron que Velasco desesperara y sin poder ayudarlos. Entre los objetos que cayeron al mar estaba una caja con dos balsas, con la cual pudo aguantar por más tiempo la presencia de otras olas que quisieran arrebatar su fuerza de lucha.

Solo a tres metros

Desde la balsa intentó por todos sus medios rescatar a todos sus compañeros, pero fue imposible llegar a tiempo para salvarlos de ser ahogados.

Solo

Con la impotencia dibujada en su rostro, el marinero observó su reloj para darse cuenta que apenas habían transcurrido diez minutos de aquel trágico suceso. Su único refugio emocional fue pensar que sería rescatado tarde o temprano si lo veían en la balsa.

N°4 Mi primera noche en el Caribe solo

El cuarto capítulo bajo el resumen del Relato de un Náufrago establece que la brisa calmó notablemente para ayudar al marinero en su balsa. Más adelante percató que tenía una herida en la rodilla producto de la expulsión que sufrió, pero la misma ya estaba cicatrizada.

La gran noche

Luego de muchas horas con altas y bajas, por primera vez detuvo su vista para contemplar la gran noche que suscitaba en inmediaciones del mar. Estaba solo, completamente solo, imaginando el momento en que un avión viera su paradero desde lo más alto para rescatarlo. Su mecanismo es quitarse la camisa para que alguien notara sus movimientos y regresar con los suyos que, bastante preocupados debieron estar.

La luz de cada día

A la mañana siguiente, Velasco experimentó una gran alegría que no pudo describir. Mucho tiempo después se sintió muy pleno, como nunca antes.

Un punto negro en el horizonte

Su sueño se haría más próximo de lo que imaginó, cuando un avión transitaba cerca donde estaba su balsa. Sin embargo, el piloto no notó la presencia de Luis Alejandro, por lo que continuó su camino con normalidad.

N°5 Yo tuve un compañero en la balsa

Para corresponder un poco a las declaraciones de Luis Alejandro respecto al avión, lo que constata en el resumen del Relato de un Náufrago es lo siguiente:

«Pero pronto me di cuenta de que me había equivocado: el avión no venía hacia la balsa. Cuando vi crecer el punto negro me pareció que pasaría por encima de mí cabeza. Pero pasó muy distante y a una altura desde la cual era imposible que me vieran».

Me habían visto

Para el cuarto episodio en el resumen del Relato de un Náufrago, Luis Alejandro empieza a sentir los estragos de hambre y sed. Un punto negro se hacía presente en el firmamento, para distinguir otro avión. La diferencia con el anterior es denotar la silueta de un hombre con binoculares que sin duda alguna lo había visto flotando en la balsa, pero huyó sin rescatarlo.

Los tiburones llegan a las cinco

Cae en la tarde en el mar con la presencia de tiburones que merodearon la balsa con el objetivo de alimentarse con algunos peces. La noche resulta más alarmante para Velasco, con el temor de ser carnada de tiburones mientras dormía o en pleno descuido. Solo estuvo contemplando la Osa Menor para sentir que su vida cobra sentido en medio de la nada.

Un compañero en la balsa

Junto a Manjarrés, distingue a lo lejos un puerto, gracias a la emisión de luz que este hacía en la lejanía en que se ubicaron. Al amanecer se dieron cuenta que estaban delirando producto de no comer ni ingerir agua. Todo fue un sueño.

N°6 Un barco y una isla de caníbales

Para la noche del día siguiente, Manjarrés nuevamente indica las luces de un puerto que se ven a lo lejos. Con gran desespero toma los remos para afirmar si todo lo que estaba observando era cierto, pero otra vez la visión se esfuma en pleno camino.

En medio de tantos pensamientos llegó a su mente El Marinero Renegado, una de sus últimas historias referentes a un protagonista marino. Su barco había chocado con una isla de caníbales, a los pocos días fue cocinado por ellos.

Siete gaviotas

La presencia de gaviotas en el mar es muy clara: la costa estaba cerca y al mismo tiempo, su salvación.

N°7 Desesperados recursos de un hambriento

Tomó una de las gaviotas que sobrevolaron la balsa para comerla, pero luego arrepentido la arroja al mar antes de proceder.

Yo era un muerto

Su mente continuó maquinando pensamientos, en su mayoría muy negativos, como creer que su familia lo había dado por muerto, tal como ocurrió. Recordó que en su bolsillo estaban las tarjetas de almacén con la que compraba alimentos en su tierra. Las remojó con agua y fue el único placer alimenticio que tuvo para ese entonces.

¿A qué saben los zapatos?

Aunque nunca imaginó comerse sus zapatos, si quería despegar las suelas para masticarlas y así atribuir un mejoramiento en cuanto a su ansiedad.

De acuerdo a las declaraciones recibidas por Márquez, Luis Alejandro expulso lo siguiente:

“Si hubiese cargado conmigo al menos una navaja, destrozaría las suelas, así masticara caucho. Aunque no lo parezca, es lo más tentativo que tenía a la mano para satisfacer mi hambruna. Con las llaves hice una separación de las zonas más limpias de la suela. Parecía imposible desarmar aquellas suelas construidas en una base sólida de tela. En virtud de no tener suerte con la suela, mordí mi cinturón sin desgarrarlo”.

N°8 Mi lucha con los tiburones por un pescado

Intentó tomar varios peces que estaban en el agua rodeando la balsa, pero los mismos huyeron del marinero, causando algunas heridas en su piel.

 ¡Un tiburón en la balsa!

Un momento crítico descrito en el resumen del Relato de un Náufrago es la presencia de tiburones en su cercanía. Al percibir la sangre derramada por el marinero, ellos rodearon la balsa en que estaba, bajo su merced. Otra vez otro pez más grande aparece en medio de la balsa con ayuda de su propio salto. Luis Alejandro no desaprovechó la oportunidad de alimentarse, aunque un tiburón le quitó un pedazo cuando quiso lavarlo en el mar.

“Bajo el instinto solo tomé el remo con mis manos, porque estaba seguro de la presencia de los tiburones cerca de mi balsa. Cuando observé que la aleta estaba en uno de los extremos canté victoria, porque ya lo había dejado un poco atrás. El tiburón me estaba persiguiendo, pero un pez de considerables dimensiones saltó a mi balsa. Con todas mis fuerzas le provoqué varios golpes en la cabeza hasta que murió”.

Mi pobre cuerpo

El hambre de Velasco permitió que ingiriera el pez sin el menor asco. Su situación sedienta también había mermado aquel día.

N°9 Comienza a cambiar el color del agua

Si bien es cierto que el cambio climático parecía ser devastador para el marino, no cayeron grandes diluvios que pusieran en riesgo su vida. Eran 7 días en el agua y para controlar aún más su sed, consideró recoger agua con sus botas.

Una ola de mayor impacto que el día del accidente le hace perder el equilibrio en la balsa hasta caer, con fortuna de haber quedado cerca de ella hasta reincorporarse.

Mi buena estrella

Luis Alejandro agradece que la ola impactara de noche, porque de lo contrario hubiese sido blanco de los tiburones en pleno día.

Sol del amanecer

Reaparecieron la hambruna y sed en un cuerpo que cada día estaba más debilitado. En aquella mañana, una gaviota de grandes dimensiones posó en la balsa. Nuevamente pensó que estaba cerca de la costa, bebe un poco de agua marina para refrescarse.

El día 7 de marzo observó con detalle que el agua del mar pasó de azulada a un tono verdoso, con los límites bien establecidos entre un color y otro. Este cambio de colores hizo notar que realmente estaba próximo a pisar tierra firme.

N°10 Perdidas las esperanzas hasta la muerte

En una de las noches más tranquilas sobre la balsa, por fin Luis Alejandro pudo descansar un poco, recuperando el vigor y el sueño de días atrás. La gaviota que había estado presente en el día anterior, llegó al mismo punto del objeto sobre el mar, simbolizando algo para el marinero. El náufrago la tomó consigo para obligarla a volar de allí. Su piel empezó a sangrar y con ello ve esfumadas sus aspiraciones de volver a tierra otra vez.

Quiero morir

Luis Alejandro con todos sus conocimientos llegó a la conclusión que sus pulmones estaban en mal estado producto de la insolación que han sufrido. La dificultad de respirar empieza a notarse, con fatigas recurrentes y falta de aliento.

La raíz misteriosa

Un extraño evento ante los ojos de Luis Alejandro es la aparición de una raíz que estaba en el suelo de la balsa. Para despertar su curiosidad la mordió, pero su sabor es similar al de la sangre. En algún momento cruzó por su mente que aquel elemento podía ser elemento, pero luego no se detuvo a pensar en lo malo y prefirió alimentarse de ella.

N°11 Al décimo día, aparece otra alucinación: la tierra

Era su novena noche en la balsa y recordó todo lo que ocurrió a partir del accidente. Velasco no supo si estaba cabalgando entre una cruel realidad o alucinaciones esperanzadoras que pronto su tortura acabará. Para el amanecer del décimo, regresa el dolor de rodilla y con ello la vuelta a su realidad devastadora.

¡Tierra!

A las cuatro de la mañana despertó para mirar su reloj, para su sorpresa que estaba en frente de varios cocoteros a su alrededor.

Pero, ¿Dónde está la tierra?

Al ver un pequeño rastro de luz al final del túnel quiso remar (corresponde recordar en el resumen del Relato de un Náufrago que Velasco estuvo a punto de perder sus remos contra los tiburones). La fuerza del marino estaba neutralizada, mientras que las aguas hacían lo propio para conducirlo directamente a los acantilados.

Sin acercarse tan rápido como quiso, tomó la decisión de lanzarse al mar y utilizar la poca fuerza que tenía, mientras que en su boca sostenía la medalla de la Virgen del Carmen.

N°12 La resurrección en una tierra extraña

En el capítulo doce para el resumen del Relato de un Náufrago, todo indica que Velasco tocó el suelo 10 días después del accidente. Desplomado y sin fuerzas cae al suelo, hallando a través de su mirada algún humano que le socorriera. Cuando no vio nada a su alrededor, entonces prefirió mirar si había algún indicio que otra persona estaba en el mismo lugar, hasta que detalló una cerca de alambre.

Cuando vio que una muchacha paseaba en compañía de su perro se alegró bastante, pero ella salió corriendo al notar la presencia del hombre. Posteriormente, se topa con un hombre para preguntarle en cuál país estaba. Al recibir como respuesta que estaba en Colombia se sorprendió a tal grado que comenzó a relatar su infortunio en su viaje en el Caldas.

N°13 Seiscientos hombres me conducen a San Juan

Luis Alejandro es conducido a una casa, pero no recibe ningún tipo de atención para aminorar su falta de comida y agua. Respectivamente, requiere de atención médica para asistir sus heridas leves e hidratarlo un poco. Cada vez que quiso relatar todo lo acontecido, quienes estaban a su alrededor parecía no importarles el asunto. Al rato dieron de beber agua con azúcar para reanimarlo un poco más.

Tragándose la historia

En el resumen del Relato de un Náufrago queda al descubierto el nombre del caballero que ayudó a Velasco: Dámaso Imitela. Este personaje da aviso a las autoridades para que trasladen al náufrago al pueblo de Mulatos. Gracias a esta acción, una cuadrilla de hombres ofreció toda su ayuda para contribuir un poco al alivio de Velasco.

El cuento de Fakir

En una hamaca, el náufrago fue transportado hasta la población de San Juan para recibir la asistencia. El médico determina que debe viajar en un avión hasta Cartagena para que tenga el mejor cuidado posible por parte de los galenos. Estas son sus palabras mientras viajaba en el transporte aéreo:

“Íbamos en el aire, pero sentía tanto calor que parecía estar encerrado en un cuarto evaporado. Cada uno de los hombres se acercaba a mí para ofrecerme algo de comer y beber. Nunca me habían parecido tan deliciosas las galletas de soda. En el fondo estaba temeroso, porque no sabía qué harían conmigo o a qué lugar me llevarían”.

“En ese avión todos tenían algo por decir, un tema para hablar, mientras yo permanecía callado. El inspector dio una orden muy clara: que nadie se acercara a mí para hablarme. Por eso sentía que me estaba tragando mi propia historia, porque nadie quería que contara todo lo que viví. Ni la misma policía pudo aplacar la multitud de gente en Mulatos para conocer mi presencia en el sitio”.

N°14 Mi heroísmo consistió en no dejarme morir

Este es el último capítulo a mencionar en el resumen del Relato de un Náufrago. Luis Alejandro Velasco permaneció internado en el Hospital Naval de Cartagena. Bajo muchas restricciones, Velasco experimentó grandes mejoras en su salud, pero aún no podía hablar con nadie y eso era lo que más quería hacer desde su rescate.

Historia de un reportaje

El ingenio de un reportero contribuyó a que Velasco fuese interrogado, gracias a un disfraz de médico que consiguió para estar en intimidad con la víctima y hacer las preguntas de rigor. Una petición del marinero es que dibuja un barco con flechas y letreros, hasta que al día siguiente aparece en la primera plana.

El negocio del cuento

De desconocido a personaje destacado, así el naufragio cambio la vida de Luis Alejandro Velasco. El Presidente de la República rindió honores a este valiente hombre que soportó 10 días en el mar sin comida ni bebida. Más adelante fue ascendido a Cadete. En todas las entrevistas en medios audiovisuales no se ahorró ningún acontecimiento que vivió; lo explicó absolutamente todo. Para muchos, Velasco es sin duda un ejemplo a seguir, un gran héroe.

“He contado toda mi historia cada vez que me realizan una entrevista; sin omitir ningún tipo de detalle. Todos mis amigos lo saben. Hasta a una anciana viuda que me invitó a su casa con bastantes fotografías. No todos creen en mi versión, al tildarla como fantástica o irreal. Yo me cuestiono para ellos: ¿Qué hice en medio del mar por diez días?”

Características

El resumen del Relato de un Náufrago fue presentado por Gabriel García Márquez en 14 volúmenes con diferente tiempo de entrega, esto para generar tensión en sus espectadores sobre qué ocurrirá con Luis Alejandro Velasco en medio del mar. Más adelante, el mismo Márquez reflejó que la tormenta formó parte de la ficción, porque realmente lo que provocó el accidente fue la sobrecarga en el Caldas.

Con la narración del resumen del Relato de un Náufrago fue un golpe noble a la presidencia de Colombia. El dictador Pinilla y toda la Marina de Guerra colombiana se vieron enlodados con las acciones relatadas por el autor. Aparte de negar la tormenta como fenómeno destructor del Caldas, señala con vehemencia el contrabando de electrodomésticos que su gestión gubernamental estaba acostumbrada a realizar con la marina.

Cabe mencionar que Velasco llegó en muy mal estado a tierra firme, al pueblo de Mulatos, donde apenas y fue auxiliado con agua azucarada para que hidratara su debilidad. Fue hasta su llegada a Cartagena que pudo recuperarse totalmente, con honores y la distinción de ser un gran héroe para la nación.

El gobierno quiso tirar por la borda todo lo acontecido en Relato de un Náufrago y eso le costó al mismo autor abandonar su tierra natal para erradicarse en Europa. Los problemas continuaron con el marino en cuestión, porque quiso demandar a Márquez para apropiarse por completo de los derechos de autor. El Resumen de Harry Potter y la Piedra Filosofal es otra historia increíble que corresponde darle un mayor seguimiento.

Lugar y tiempo

Relato de un Náufrago tiene por ambiente natural el Puerto de Mobile, en Alabama, en que convergen las costas más vistosas de Colombia. El 22 de febrero, la tripulación recibe el aviso que en dos días zarparán con la carga. El día 28 ocurre el accidente, mientras que el 9 de marzo de 1955 el náufrago llega a Mulatos en un estado bastante precario de salud.

Personajes

-Luis Alejandro Velasco: Es el protagonista de la historia. Destaca por ser un Marino de bajo rango que viajó desde Mobile en una embarcación con productos diversos. El único sobreviviente de aquel accidente que cobró varias víctimas. Su carácter es valiente y decidido.

-Luis Rengifo: Personaje secundario. Es el compañero de habitación de Velasco. Dormía en la zona baja de la litera.

-Ramón Herrera: Posee la cualidad de imitar cantantes de gran renombre. Parrandero y de buen carácter que busca entretener a sus amistades.

-Jaime Martínez: Jefe de Operaciones. Muere ahogado en el mar.

-Elías Sabogal: Jefe de máquinas.

-Muchacha negra: Es la primera persona a quien Velasco observa cuando llega a tierra firme, pero sale huyendo. Gracias a su fisonomía, el marinero creyó que estaba en Jamaica.

-Julio Amador Caraballo: Sub-Oficial primero.

-Eduardo Castillo: Almacenista.

-Dámaso Imitela: Rescata a Luis Alejandro en un estado deplorable. Es la imagen viva de la resurrección de este marino.

Análisis

“La verdad sobre mi aventura” es la recopilación de 14 volúmenes que realiza el autor bajo la modalidad de narrador homodiegético, a sabiendas que este tipo de narrador ofrece una mayor credibilidad a sus palabras. Hablar en primera persona es una cualidad que utilizan los reporteros para que no queden cabos sueltos al producir sus textos; misma implementación que da para dicha recopilación.

Añade algunos elementos de ficción con un toque realista para que el protagonista de Relato de un Náufrago sea absolutamente novelado. En el escrito presenta rasgos de un hombre con gran corazón y mucha bondad por ofrecer.

El resumen del Relato de un Náufrago estipula que en 1970 fue el año que el autor da a conocer el prólogo de su futuro escrito. En él, describe a Velasco como un ser interesado en que su historia sea contada y por ende, llega al periódico para saber cuánto costará dejar al desnudo cada una de sus experiencias marítimas luego de su accidente. Este prólogo fue motivo suficiente para hacerse acreedor del Premio Nobel, porque a raíz de un suceso real, García Márquez se valió para crear una historia novelada.

Argumento

Tal y como está descrito en el resumen del Relato de un Náufrago, narra las peripecias de Luis Alejandro Velasco, un marino de bajo rango que viajaba en el destructor A.R.C. Caldas. Posterior a su accidente, transcurrieron diez días de grandes angustias y con el miedo de morir a flor de piel, sin opciones de ser rescatado, aunque un par de aviones sobrevolaron el mar sin darle una oportunidad de vida.

Hambre, sed, quemaduras, heridas, temores y alucinaciones son los elementos más consistentes en el personaje principal de este relato. Llegó a niveles inimaginables de estrategias para sobrevivir, como remover la suela de sus zapatos o masticar su propio cinturón para sentir que estaba comiendo aunque sea un poco.

La agresividad de las olas permite que Velasco llegue a tierra firme diez días después. Una lucha interna con tiburones por un pez fue el momento más cercano a la muerte en ese lapso de tiempo, aunque por alguna razón la poca fuerza física que tenía le impulsó a huir de ella.

Llega en muy malas condiciones a Mulatos, el pueblo al que estaciona una vez reconoce que ha llegado a la tierra. Dámaso Imitela resultó su salvador, artífice de su resurgir como ser humano y al que mucho tuvo que agradecer. Luego de su recuperación, condecorado como Cadete y visto como un héroe en Colombia.

Frases

Como una de las obras más trascendentales y polémicas de este autor, no escapa a resguardar frases inolvidables que se darán a conocer de inmediato:

  • «Solo el agua del mar permitió que mis penas fuesen menores»
  • «La compañía de las gaviotas hacía que no me sintiera perdido en la inmensidad de las aguas»
  • «Aunque en el momento no tenía apetito para comer. Solo beber agua del mar con frecuencia me mantuvo hidratado»
  • “Pensé que me estaba muriendo, eso hizo que todas mis esperanzas se esfumaran al pasar los días en la balsa”
  • “Cuando no hay una noción clara sobre el tiempo y espacio que te rodean, no hay rastro alguno de sensibilidad y la razón empieza a mermar”
  • “En mi caso muy particular, el acto heroico fue no dejarme morir en medio del mar. No morí con mi precaria situación de hambre y sed”
  • «Sentía como si el agua me penetrara los huesos»
  • “Para sentir que no estaba tan solo, con reiteración observé las agujas de mi reloj mientras avanzaban las horas en que yacía perdido y sin esperanzas. Cuando miré por primera vez, eran las siete menos diez. Posteriormente, en la tarde, eran como las dos. El minutero llegó a las doce y quiere decir que ya eran las siete en punto, momento en que las estrellas hacen acto de presencia, indicando que ya era de noche. A veces los amaneceres se me hacían eternos”

  • “El fakir y yo guardamos varios elementos en común: yo estoy en una balsa mientras que él, en una urna de cristal”
  • “Con el pasar de los días aparecieron las gaviotas volando muy bajo. De vez en cuando estacionaban muy cerca de mí, ocasionando aletazos sobre mi cabeza. Estos cambios no son producto de mi imaginación: el cambio de color de las aguas, un número considerado de gaviotas me hacían pensar que la tierra estaba próxima. No podía dormir, porque la costa estaba cerca y quería cerciorarme de ello”
  • “Tenía una indiferencia muy grande por la vida. Vivir o morir me resultaba igual. Comer y no comer no alteraba en lo absoluto mi destino en medio de la nada. Pensé que me estaba muriendo y eso generó un panorama oscuro que no hubo modo de modificarlo. La adversidad era implacable y no había mucho por hacer”
  • “Tuve muchos instantes en que tan siquiera sentía dolor por las heridas”
  • «Hice grandes maniobras para no permitir que las olas destrozaran la embarcación. La misma estaba bastante inclinada y no había modo para equilibrarla gracias a la correa de cuero amarrada al enjaretado»
  • «El frío de la madrugada fue muy inclemente, hasta que mi cuerpo lo resintió hasta hacerlo casi resplandeciente. El sol se incrustaba bajo mi piel hasta dejarla más tostada»
  • «Empecé a sentir frío y en una balsa en el mar es imposible mantenerse seco, producto de las olas y la brisa que corre por las noches. Incluso, cuando uno se sienta a media borda de la misma, gran parte del cuerpo está sumergido en el mar. El piso de la balsa es como una canasta que siempre se sumerge un poco, aunque sea medio metro abajo»
  • «Cuando caía las ocho de la noche, el agua no era tan fría como parece»
  • «Siempre supe que el piso de la balsa sería mi salvación ante la presencia de animales, la red que está contra el piso impide que los mismos quieran atacarme, o quedarán atrapados en la balsa y con opciones de matarles»

Sobre su autor 

Gabriel García Márquez nace en Aracataca el 6 de marzo de 1927 y fallece el 17 de abril de 2014 en México. En 1982 recibió una de las distinciones más llamativas en el mundo: el Premio Nobel a la Literatura por su obra. Fue conocdo por sus allegados como Gabo, o denominado por el diminutivo “Gabito”.

Su estilo literario estuvo marcado a través del realismo mágico, por el cual destaca Cien años de Soledad siendo quizá su novela más representativa, existiendo otras de mayor proyección. Gracias a la acuñación de este término, otras historias están guiadas por la de Márquez, que marcó la pauta en la década de los 60. En 2007, la Real Academia Española realizó una importante edición de esta novela, con motivo de rendir un tributo a una obra que trascendió de manera significativa en el mundo literario.

https://www.youtube.com/watch?v=tQGydmOpJpE

(Visited 3.134 times, 1 visits today)

Deja un comentario